Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Incertidumbre por el futuro del Grande Covián

Desde el Gobierno de Aragón insisten en que este centro de especialidades es "esencial" y "ni se cierra ni se ha planteado nunca la opción de clausurarlo".

Grande Covián
Incertidumbre en la margen izquierda por el futuro del Grande Covián
T.M.

La sede de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) fue el escenario principal de una nueva reunión celebrada este miércoles a la que acudieron los representantes de la agrupaciones vecinales de la margen izquierda con el fin de encontrar una solución "al recorte de servicios sanitarios" que, durante los últimos meses, "están padeciendo" los usuarios del centro de especialidades Grande Covián.

"A finales de diciembre ya realizamos una concentración a las puertas del edificio para demostrar nuestro total rechazo a esta situación. Se trata de un centro que atiende nada menos que a 250.000 personas y que últimamente está registrando citas con más demora que nunca", comenta Juan Antonio Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos La Jota.

"Para acabar con esta problemática, en la reunión, las agrupaciones vecinales de la margen izquierda hemos decidido apoyar la manifestación convocada por la Marea Blanca, el próximo 17 de febrero, además de haber creado una comisión de trabajo dentro de la de Sanidad de la FABZ, con el objetivo de informar a los afectados de lo que está suponiendo esta pérdida de servicios. Lo siguiente, serán movilizaciones", argumenta el presidente del colectivo vecinal.

Y es que, según cuentan los propios usuarios del centro médico, el "mal funcionamiento comenzó ya en verano, cuando cerraron por las tardes", dice Guillermo Horno, vecino de la calle de Felisa Galé y paciente del Grande Covián. "No es mi caso, pero conozco a gente que la han derivado al Royo Villanova o al Hospital Provincial y cuando han llegado allí no tenían sus informes. Un caos total", comenta el zaragozano.

"Poco a poco están quitando consultas y al final nos dejarán sin ninguna. Aquí somos muchos, pero parece que eso no importa demasiado. No nos pueden dejar sin un servicio tan básico", cuenta Adela Marín, también usuaria del centro.

"En estos barrios vive un gran número de gente mayor y trasladarlos a otros hospitales les supondría mucho esfuerzo", dice Marta Giménez.

"La situación es límite. Ya ni siquiera hay salas de espera, puesto que estas se han convertido en improvisadas consultas que atienden a los pacientes que, ante la salida de los facultativos de cupo, han tenido que ser reubicados. Los pasillos sirven incluso de habitáculo para hacer mamografías", explica el presidente de la Asociación de Vecinos La Jota. "Lo que peor llevamos es que tampoco hemos recibido noticia alguna al respecto desde Sanidad. Esto es lo que mayor incertidumbre genera entre los vecinos. Por eso vamos a solicitar una reunión con la nueva gerente del Salud", asegura Andrés.

"Una distribución de servicios"

Por su parte, desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Aragón insisten en que el Grande Covián "ni se cierra ni se ha planteado su clausura en ningún momento". "Para la administración es un centro de salud esencial. Desconocemos la razón por la cual continúa habiendo quien dice lo contrario, generando dudas y malestar entre los pacientes". "Lo único que ha sucedido es que ha habido un intercambio de servicios entre el Hospital Provincial y el Grande Covián. Este cambio responde a evitar duplicidades y unificar servicios para optimizar los recursos. El Provincial se refuerza y especializa en Otorrinolaringología, Ginecología y Rehabilitación y el Grande Covián se refuerza y especializa en Oftalmología y Ecocardiología. Es una mera distribución de servicios", concluyen las mismas fuentes.

Etiquetas