Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Fiesta y reivindicación en la celebración de San Valero

Varios colectivos (como las Mareas Naranja, Verde y Blanca) expresaron su descontento en la plaza del Pilar, mientras otros aprovechaban para visitar los museos de la capital o disfrutar de la actuación de grupos locales.

Las calles de Zaragoza se llenaron de gente en la celebración del día de su patrón.
Fiesta y reivindicación_4
TONI GALAN/A PHOTO AGENCY

Varios colectivos protestaron este martes contra los recortes en la plaza del Pilar, coincidiendo con las celebraciones oficiales del día de San Valero, patrón de Zaragoza.

En la protesta participaron miembros de Marea Naranja (en defensa de los servicios sociales), Verde (educación) y Blanca (sanidad), así como de la Plataforma solidaria Actur-Parque Goya, que pide una rebaja de los alquileres de las VPO para familias con dificultades que viven en este barrio zaragozano.

La concentración comenzó este martes a las 10.00, coincidiendo con el reparto de roscón en la plaza del Pilar. Los manifestantes corearon gritos de protesta al paso de la corporación municipal, cuando esta salió del Ayuntamiento para dirigirse a la Seo, poco antes de las 11.00. "Queremos mostrar el malestar que hay en el barrio y denunciar los problemas de pobreza y de pago de alquileres de viviendas que hay en la zona", explicaba Pablo Híjar, portavoz de la Plataforma Stop-Desajucios. Según denunció a este periódico, en el barrio se están dando situaciones límite, a las que desde la plataforma solidara Actur-Parque Goya intentan hacer frente "en lo que se puede". Pero el problema persiste. "La situación es muy mala. Hay mucha gente viviendo de la caridad, y lo que quieren es trabajar y ganarse la vida, no tener que mendigar en casa de su madre o del vecino", denunciaba otra integrante de la plataforma vecinal. Varios afectados se sumaron a la protesta en este día festivo y dieron cuenta de la gravedad de su situación. "Estoy cobrando 426 euros y de alquiler ya pago 400. Es imposible que pueda pagar mes a mes", confesaba Juan García, vecino de Parque Goya. Se unió a la plataforma cuando comenzó a tener problemas económicos y ahora -dice- participa en todos los actos de protesta. Hoy Juan tampoco ha querido faltar a esta cita. "La reivindicación no tiene por qué estar reñida con el ambiente festivo", matiza. "Cuantas más personas se enteren de lo que está pasando en estos barrios mejor", apuntaba otra vecina zaragozana entre la afluencia de personas que se congregaron pasadas las 10.30 en la plaza del Pilar.

La multitud coreó gritos de protesta contra los recortes en ayudas sociales y en defensa de la educación, mientras el desfile de municipales se dirigía hacia la catedral de la Seo, donde otro grupo de personas se concentraba en defensa de un estado laico.

Filas en los museos y ambiente en las calles

Así, mientras las protestas teñían de reivindicaciones la jornada festiva, muchas familias aprovechaban la mañana para visitar los museos municipales o disfrutar de bandas locales en las plazas del Casco Histórico. La entrada gratuita animaba también al público a visitar las exposiciones de la ciudad. Así pues, decenas de personas hacían fila en la Lonja, el Foro Romano y la catedral de la Seo. "Venimos de Las Delicias y del barrio Oliver. Intentamos aprovechar que es gratuito y entrar con los críos, aunque con tenerlos en silencio casi conseguimos ya bastante", bromeaba Rubén Álvarez antes de visitar la exposición de la Lonja. "Nunca había visto esta cola para entrar a la catedral. Se está animando mucha gente", comentaba animada una feligresa a la entrada de la Seo. "Tendrían que incentivar de alguna manera la entrada a los museos. Ojalá haya más días que no sean de pago para conocer más cosas de la ciudad", apuntaba, por su parte, Rosario Suquinagua a las puertas del Foro Romano.

Entre tanto, en la plaza junto a la Delegación del Gobierno, los Titiriteros de Binéfar reunían a un centenar de familias a unos metros del escenario, donde ensayaban pasadas las 11.30. Mayores y niños esperaban por verlos actuar con vasos de chocolate y roscón en mano. "Somos de la provincia de Huesca y como sabíamos que estaban, hemos venido. Nos gusta el ritmo que tienen y que se involucran muchos con los niños, animan mucho", destacaba Rebeca Serrate. Dos matrimonios de Cantabria se paraban también a escuchar la música del grupo oscense, con el que se habían topado "por casualidad". "Somos de fuera, pero nos gusta mucho todo lo aragonés", comentaba uno de ellos.

Por su parte, la comparsa de Gigantes y Cabezudos animaba en su recorrido por la calle Alfonso a los más pequeños, que pedían ser subidos a hombros de sus familiares para poder acariciar las prominentes cabezas de la Forana y el Morico.

Etiquetas