Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Gimeno defiende que el caso Becerril "no afecta" a los intereses municipales

El vicealcalde de Zaragoza apunta que "nunca ha tenido relación con el Ayuntamiento de Zaragoza" la empresa de áridos que nombra Becerril en las conversaciones con Carmelo Aured.

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha asegurado que por las informaciones que se conocen sobre la causa judicial contra el que fuera consejero municipal de Infraestructuras, Antonio Becerril, "no afecta en nada" a los intereses municipales. 

Gimeno ha apuntado que "nunca ha tenido relación con el Ayuntamiento de Zaragoza" la empresa de áridos que nombra Becerril en las conversaciones grabadas por la Policía con el intermediario inmobiliario Carmelo Aured.

En rueda de prensa ha añadido que "no se ha tomado ninguna decisión" sobre la petición del grupo municipal del PP de que el Ayuntamiento se persone en esta causa, después de que la Fiscalía de la Audiencia de Zaragoza haya presentado su escrito de acusación contra Becerril.

Gimeno también ha enfatizado que "ya era hora de que terminara" la instrucción judicial de este caso y ha añadido que "sorprenden algunas cosas, que explicarán los jueces, pero no quiero hablar de ello".

Petición de la Fiscalía

En el escrito la Fiscalía pide para Becerril cuatro años de cárcel, unos 400.000 euros de multa y 13 años de inhabilitación especial para ejercer cargo público por los delitos que le atribuye de tráfico de influencias, blanqueo de capitales, cohecho y negociaciones prohibidas a los funcionarios, según recoge este jueves HERALDO.

La Fiscalía le imputa estos delitos a raíz de unas conversaciones telefónicas grabadas en diciembre de 2008 con Carmelo Aured, uno de los imputados en la presunta trama de corrupción de La Muela dentro de la 'Operación Molinos' en las que se habla de conseguir adjudicaciones de obras y contratos de suministros en términos como "cambio de cromos", según publica la prensa regional este pasado miércoles el Heraldo de Aragón.

Cuando se destapa la presunta trama de corrupción, en abril de 2009, el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, decide cesar a Becerril como consejero municipal de Infraestructuras, pero mantiene su escaño de concejal hasta las elecciones municipales de 2011 en las que no vuelve a concurrir en la lista electoral del PSOE, pero es nombrado coordinador del grupo municipal socialista, cargo del que fue cesado, además de estar suspendido cautelarmente de militancia en el PSOE.

Asimismo, las investigaciones policiales detectaron que Becerril tenía una serie de ingresos en la cuenta bancaria de la agrupación socialista de Garrapinillos, de la que el exconcejal era apoderado, y comprobaron que había vaciado una caja de seguridad que poseía en un banco, al tiempo que observaron una disminución de los gastos habituales de su familia.

Etiquetas