Zaragoza

Riada en Zaragoza

La gran avenida llega a Zaragoza

La CHE reduce a 1900m3 por segundo la punta de la riada en Zaragoza que ha llegado de este martes con un caudal muy por debajo de las previsiones iniciales (2.500 m3).

La subida del caudal del Ebro obliga a cerrar al público la ribera del Ebro
Crecida en Zaragoza_5
EDUARDO LASTANAO

El caudal del río Ebro ha alcanzado a partir de las 18.30, los 1.900 metros cúbicos por segundo a su paso por Zaragoza, un nivel por debajo de las previsiones iniciales (2.500 m3), por lo que no se espera que se produzcan daños materiales y afecciones importantes, al ser una crecida ordinaria. 

A las 19.00, la altura del río alcanzaba los 4,7 metros en el Puente de Santiago de la capital.

Personal de protección civil del Ayuntamiento de Zaragoza recorre la margen izquierda del río para balizar las zonas que no están señalizadas con el fin de impedir que los ciudadanos se acerquen demasiado al río y puedan sufrir algún percance.

En la zona del Centro Natación Helios ha sido necesario mover las vallas de seguridad hacia atrás por el aumento del caudal, según han indicado trabajadores de protección civil, quienes han agregado que en la zona de la Expo, en Ranillas, alrededor de las 17.00, la situación estaba "bastante bien porque no se había inundado mucho".

El Ebro ha inundado también el embarcadero del Club Náutico y los amarres están prácticamente cubiertas por el agua.

El Ebro alcanza en Zaragoza los 4,74 metros de altura y los 1.826,64 metros cúbicos por segundo con tendencia a seguir subiendo aunque, según los datos facilitados por la CHE se prevé que el caudal no supere los 1.900 metros cúbicos por segundo.

Este tipo de avenidas, que no superan los 2.200 metros cúbicos por segundo, son frecuentes cada pocos años y no plantean problemas serios de inundación para la ciudad, ha explicado a los medios el jefe del departamento de Conservación y Explotación de Infraestructuras del Ayuntamiento, José Ramón Entralgo, durante una visita a las defensas del Actur contra avenidas.

Rudi visita los municipios afectados

Por su parte, la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha visitado este martes las zonas afectadas por la crecida en los municipios de Pradilla de Ebro, Gallur, Boquiñeni y Alagón, y ha destacado que el Gobierno autonómico valora cómo puede intervenir en el río pero "cumpliendo la legislación estatal en materia medioambiental".

A la espera de que se produzca el repunte de la avenida en la capital aragonesa en las próximas horas, se prevé que los pueblos ribereños recuperen la normalidad y solo en Boquiñeni permanecerá un operativo de vigilancia hasta este miércoles para controlar la mota.

Además, Cruz Roja Española dispone de un operativo preventivo en esta localidad de tres ambulancias, tres vehículos de transporte adaptado y dos todoterreno y en la oficina provincial de Cruz Roja en Zaragoza tiene preparados los recursos de albergue provisional y el equipo de respuesta inmediata de emergencias (ERIE) de Intervención Psicosocial en situación de prealerta.

Inundaciones en Zaragoza

A las 10.00, según datos de la CHE, el caudal del río alcanzaba los 1.780 metros cúbicos por segundo, un nivel que ha aumentado en las últimas horas hasta alcanzar los 1.900 metros cúbicos sobre las 18.00 de esta tarde.

Esto supondrá que el río crezca cerca de diez centímetros y alcance los 7,10 metros de altura en algunos puntos del entorno de la ciudad, como el situado cerca del puente de la A-2, donde se ubica una mota construida en 2010, con una inversión de 443.000 euros, a cargo del Fondo Estatal de Inversión Local.

Con una longitud de 1.100 metros y una altura de más de tres metros, esta mota tiene capacidad para soportar crecidas de hasta 5.100 metros cúbicos.

Hasta allí se ha trasladado este martes el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, acompañado de algunos de los miembros de su equipo, con los que se ha dirigido posteriormente al meandro de Ranillas para comprobar el estado del río.

"Estamos preparados para las crecidas de los cien y de los quinientos años", ya que, según ha indicado el alcalde, el nivel de protección en la ciudad consolidada "es muy alto".

Con esta crecida no se esperan daños importantes, salvo algunas filtraciones que ya se han registrado en garajes de Las Fuentes y Vadorrey e inundaciones en algunos puntos, como en una zona de huertos detrás del Parque Deportivo Ebro o en el tercer cinturón, a la altura de Vadorrey.

También algunos puntos del entorno del río Gállego se encuentran ahora encharcados o inundados, al igual que parte del estadio deportivo Helios, en la margen izquierda del Ebro.

Belloch ha puntualizado también que las familias de una urbanización de Movera continúan desalojadas, de las cuales una mujer y tres niños se encuentran en el albergue municipal.

En definitiva, ha indicado, se trata de una crecida ordinaria para la que la ciudad está preparada, lejos de la registrada en 2007 cuando se alcanzaron los 2.300 metros cúbicos por segundo o la de 2003, con 3.100 metros cúbicos.

La avenida más importante de los últimos años tuvo lugar el 2 de enero de 1961 y originó la aparición del Galacho de Juslibol.

Por último, según fuentes municipales, esta avenida podría ayudar a disminuir la presencia de la mosca negra en la ciudad durante este verano, ya que la fuerza del río arrastraría los macrófitos que propician el desarrollo del insecto.

Etiquetas