Zaragoza

Crecida del Ebro

Descartan evacuar Boquiñeni tras horas de incertidumbre

Vecinos de la localidad se movilizaron para taponar las filtraciones de una mota cuya rotura amenazaba con inundar el casco urbano. El caudal está bajando, pero el riesgo "aún existe".

Los vecinos de la localidad zaragozana de Boquiñeni se encuentran "más tranquilos" al observar como elnivel de agua del río Ebro a su paso por el municipio está descendiendo ligeramente, si bien el peligro en la mota que ha sufrido filtraciones "aún existe". 

Así lo ha indicado el alcalde de Boquiñeni, Miguel Ángel Sanjuán, al estimar que el río está ya por debajo de los siete metros de altura y con un caudal inferior a los 2.000 metros cúbicos por segundo.

Este caudal "no es peligroso para Boquiñeni, el problema es la mota, aunque los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) están muy pendientes y es difícil que se desborde" el río, ha apreciado.

En todo caso, "el peligro aún existe, aunque estamos más tranquilos". Así, a las 17.00 celebrarán una reunión para valorar la situación dado que se mantiene activo el dispositivo de emergencia para adoptar medidas extraordinarias en caso de que sea necesario, ya que si la mota cediese inundaría el casco urbano.

El presidente de la CHE, Xavier de Pedro, ha visitado a primera hora de la mañana esta localidad y también lo ha hecho, posteriormente, el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), Luis María Beamonte. Esta tarde la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, se acercará también a los municipios afectados por la crecida del Ebro, como Pradilla o Boquiñeni, para conocer la situación.

El alcalde Miguel Ángel Sanjuán ha señalado que el presidente de la institución provincial "ha puesto a nuestra disposición todos los medios de la DPZ y ha dejado aquí un retén por si se rompiera la mota o entrara agua al municipio por otro lado". También Xavier de Pedro ha garantizado que el organismo de cuenca trabajará para evitar problemas en la localidad.

Sanjuán ha subrayado que el operativo de seguridad que se ha establecido en Boquiñeni "es tremendo". En este municipio, los vecinos están "muy acostumbrados" a las riadas, "siempre hemos vivido con el río y la gente sabe tratarlo", ha comentado.

En Zaragoza

Tras su paso por los municipios de la ribera, la punta de la avenida llegará a últimas horas de este martes a Zaragoza, con un caudal de 1.800 ó 1.900 metros cúbicos por segundo, según las previsiones de la Confederación.

En Padrilla de Ebro, tras pasar la noche en vela, están ahora más tranquilos, según ha reconocido su alcalde, Luis Eduardo Moncín, quien ha informado de que el Ebro se encuentra ahora con una altura de 7.10 metros y un caudal de 2.000 m3/sg.

En este municipio el casco urbano no ha sufrido afecciones salvo los campos, las piscinas y los parques.

En Gallur, el portavoz de la Plataforma de Afectados por las Inundaciones, Antonio Manero, ha explicado que se han anegado unas 1.700 de las 5.000 hectáreas de cultivos que ha inundado la avenida en la ribera alta del Ebro, aunque será necesario esperar a qué baje el nivel para valorar los daños.

Manero da por perdida toda la hortaliza y será necesario esperar a ver cómo reaccionan las cosechas de cereales.

El casco urbano no se ha visto afectado, gracias principalmente a la construcción de una compuerta, aunque sí que se han tenido que evacuar algunas granjas de cerdos.

Etiquetas