Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Riada

La situación empeora en la provincia de Zaragoza

Los terrenos afectados por la riada del Ebro han aumentado durante la noche y el deshielo podría agravar la situación a partir del lunes.

Modesto Lobón visitó Gallur este jueves
Crecida en el río Ebro_3
DGA

Antonio Manero, portavoz de la Plataforma de Afectados por las Riadas, informa desde Gallur de que durante la madrugada del viernes aumentó la altura del caudal del Ebro, lejos de estabilizarse como anunciaban las previsiones.

En Gallur el agua ha inundado ya cerca de 1.000 hectáreas, correspondientes en mayor parte a cultivos de cebada, trigo y hortalizas: "La cebada seguro que se pudrirá y hay que tirarla toda y las hortalizas de invierno igual. Del trigo a lo mejor se puede salvar algo", lamenta Manero, quien además advierte de la inestabilidad de la situación: "Como el agua aguante en este nivel y no baje al menos medio metro, en poco rato seguirá alcanzando más superficie y afectando a más campos porque se va pasando de unos a otros", ha explicado.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), ha alertado además de una crecida extraordinaria ocasionada por el deshielo y las nuevas lluvias que se esperan para este fin de semana que, a su paso por Zaragoza, superará los 2.000 metros cúbicos por segundo.

Según las previsiones del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) Ebro, la punta máxima a su paso por la ciudad de Zaragoza tendrá lugar este sábado, 19 de enero, entre las 6.00 y las 12.00, y alcanzará los 2.500 metros cúbicos por segundo.

En estos momentos, el Ebro alcanza una altura de 3,69 metros en Zaragoza, con 1.205 metros cúbicos por segundo. Hasta ahora, la avenida ha sido de carácter ordinario en la provincia de Zaragoza.

Fuentes de la CHE han indicado que en estos momentos no hay una punta definida de la crecida, sino que el caudal máximo se extiende desde Novillas y hasta Alagón.

Asimismo, han recordado que el Organismo de Cuenca ha constituido este jueves su Comité Permanente de Avenidas para realizar un seguimiento de las previsiones de caudales en la Cuenca del Ebro ante el escenario meteorológico para este viernes y el sábado.

La llegada de nuevos sistemas frontales que afectarán a buena parte de la Cuenca del Ebro y que entre este viernes y el sábado podrían ser relativamente activos, así como un incremento de las temperaturas, podrían producir nuevos repuntes de caudales en todas las subcuencas del cuadrante noroeste de la cuenca, así como en los ríos Arga, Irati e incluso en la zona alta del Aragón.

A la vista de estas previsiones, no se descarta que estos ríos registren crecidas de carácter extraordinario, que en el Ebro generarían un repunte del caudal a lo largo de todo su eje durante los próximos días. Este repunte será superior a la crecida que circula en estos momentos, una situación que requiere permanecer "muy atentos a los nuevos sistemas de bajas presiones que afectarán a la Cuenca".

En el municipio de Novilla el agua anegó este jueves 700 hectáreas de cultivo en la margen izquierda.

Etiquetas