Zaragoza

Irregularidades en el Auditorio

El exjefe de mantenimiento del Auditorio volverá a trabajar si no hay sentencia

El Ayuntamiento aclara que si está obligado a readmitirlo por falta de sentencia, se le destinará a otro puesto, a no ser que se le exculpe del delito.

El exjefe de mantenimiento del Auditorio volverá a trabajar si no hay sentencia
O. DUCH

El Ayuntamiento de Zaragoza tendrá que volver a readmitir al exjefe de mantenimiento del Auditorio, suspendido de empleo y sueldo tras detectarse unas supuestas irregularidades en su gestión, una vez pasado el plazo y no haberse producido una sentencia.

Así lo ha reconocido a los medios de comunicación el consejero municipal de Cultura, Jerónimo Blasco, quien ha confiado en una pronta resolución de la situación, que todavía se encuentra bajo secreto de sumario y cuyos términos desconoce el consistorio.

Blasco ha recordado que la denuncia penal se puso en julio tras tener conocimiento de las supuestas irregularidades en la emisión de facturas por trabajos de mantenimiento a las que daba el visto bueno el entonces jefe de mantenimiento del Auditorio.

El consejero ha precisado que si se dilata el proceso y se sobrepasan los seis meses habría que readmitir al trabajador, pero ha advertido de que si el Ayuntamiento está obligado a que vuelva se le destinará a otro puesto aunque si se le exculpa del delito "seremos absolutamente respetuosos y volverá", ha dicho.

Desde hace cinco meses la gestión de mantenimiento la presta otra empresa distinta y no se ha detectado ninguna irregularidad porque se realiza un control "riguroso" de las facturas, pero ha precisado que si de la actuación judicial se desprende que es necesario mejorar algún tipo de control se hará.

El Ayuntamiento trata de que la labor de mantenimiento no le suponga a la administración "ni un euro más", aunque a raíz de conocer los hechos y antes de rescindir el contrato con la anterior empresa se le retuvieron 138.000 euros de la finanza con los que el consistorio se podrá resarcir si se confirma que hubo retracción del erario público.

Blasco ha recordado que fue el Ayuntamiento el que instó el procedimiento en el que tiene intención de estar "hasta el final" y de luchar por que se le resarza de algún perjuicio.

Respecto a la adjudicación del servicio a una nueva empresa, el consejero ha informado de que se han elaborado unos nuevos pliegos de condiciones "con total objetividad" y que ya hay ocho empresas interesadas.

Asimismo ha anunciado su intención de que en la reunión de la mesa de contratación para adjudicar el servicio estén presentes representantes de todos los grupos municipales, con voz y sin voto.

Etiquetas