Zaragoza

Riada

La crecida del Ebro y la indignación crecen en la provincia de Zaragoza

La Plataforma de Afectados por las Riadas denuncia que, si se cumplen las previsiones, las consecuencias para la huerta de Gallur pueden ser "catastróficas". La CHE no descarta "desbordamientos puntuales dentro del cauce ordinario" e insisten en estar vigilantes con la entrada de nuevos frentes.

Crecida del Ebro a su paso por Novillas
@LUISITO1511

Los crecidas previstas por la Confederación Hidrográfica del Ebro hacen temer a los vecinos de Gallur un posible "desbordamiento" del río a su paso por este municipio zaragozano. Así lo indican fuentes de la Plataforma de Afectados por las Riadas, tras confirmar que desde primera hora de la mañana hay ya campos anegados por el agua.

"Aunque el Gobierno de Aragón dice que la crecida es ordinaria, las consecuencias para la huerta de Gallur pueden ser catastróficas", vaticina Antonio Manero, portavoz de esta asociación. A su juicio, el principal problema es que "el río no se limpia" y las consecuencias -añade- "son cada vez peores".

"En navarra, con la misma cantidad de agua el río no se desborda. ¿Es que nosotros no tenemos derecho a cultivar igual que allí?", se pregunta preocupado por una crecida que prevé que inunde "en su totalidad" la huerta de Gallur.

El Ayuntamiento del municipio lo confirma: "El caudal está creciendo y ha afectado a varios campos", si bien -matizan- "la punta más alta de caudal todavia no ha llegado aquí".

Por su parte, desde la Confederación Hidrográfica del Ebro reiteran que se trata de una "crecida ordinaria", aunque no descartan que "pueda haber algún desbordamiento a partir de los 1.300 metros cúbicos de caudal".

Según señalan las mismas fuentes, la CHE ha dado ya el aviso a los alcaldes de Novillas y Pradilla "para que abran las compuertas de las zonas inundables" que ha realizado el organismo en estas zonas en previsión de la llegada de caudales altos.

La previsión de la Confederación es que el máximo de caudal llegue a Zaragoza este viernes por la noche. Por eso, insisten en estar "muy vigilantes con respecto a la entrada de nuevos frentes y la evolución del deshielo como aporte añadido a los caudales". Por el momento, precisan, los caudales extraordinarios que han afectado al río Arga, en Navarra, han llegado esta media noche a Castejón, y se espera que "si la climatología da hoy un respiro" tarden entre 40-50 horas en alcanzar la capital aragonesa.

Etiquetas