Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

El Ayuntamiento espera recaudar unos 37 millones con el primer pago fraccionado del IBI

El pago del impuesto en 2013 para aquellos contribuyentes que tengan sus recibos domiciliados se efectuará en tres plazos.

El Ayuntamiento de Zaragoza espera recaudar unos 37 millones de euros del primer pago fraccionado del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que se pasará al cobro este martes, 15 de enero, dentro de las novedades derivadas de la revisión catastral que se ha llevado a cabo en la ciudad y de la nueva regulación del IBI.

De acuerdo con lo regulado en la Ordenanza Fiscal, el pago del impuesto en 2013 para aquellos contribuyentes que tengan sus recibos domiciliados se efectuará en tres plazos, el 15 de enero, 30 de abril y 30 de septiembre, mientras que quienes no lo tengan domiciliado deberán abonarlo en un único plazo del 1 de marzo al 30 de abril de este año.

El importe del primer plazo es del 25 por ciento de la cuota del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de 2012, del que se deducirá, en concepto de bonificación, un 4 por ciento sobre el importe anticipado.

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha recordado, en respuesta a preguntas de los medios de comunicación, tras firmar un convenio de colaboración con el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Luis María Beamonte, que "se ha hecho una deducción del cuatro por ciento a los que van a pagar este 25 por ciento, entre otras cosas, porque el Ayuntamiento, por estos ingresos, no necesita créditos de Tesorería para financiarse".

De esta forma, "hacemos un buen negocio, tantos los vecinos como nosotros", ha dicho Gimeno, para incidir en que "es una novedad" que "sirve para que el Ayuntamiento no tenga que utilizar créditos de Tesorería a principios de año".

Por otra parte, Gimeno ha aprovechado la ocasión para pedir a Beamonte "hacer frente común" para "poder renegociar los tipos de interés de los créditos ICO" dado que la prima de riesgo de España está baja en estos momentos.

Al respecto, Beamonte ha dicho que hará "todo lo posible para que sea así" y ha mencionado varias medidas puestas en marcha por el Gobierno central que "han dado un margen, un respiro, a los entes locales", para agregar que ahora hay que "ver cómo termina" el proceso de reforma de la Ley de Bases de Régimen Local, así como "el cuadro que se desarrolle en la Comunidad autónoma" en cuanto a la distribución competencial de las diferentes Administraciones.

A su entender, "es hora de un gran pacto nacional", al menos de las dos grandes fuerzas políticas del país, "en una materia tan importante como el mundo local" y sobre el "entramado de las Administraciones" porque "tiene que quedar claro" quién es la Administración que gestiona cada una de las competencias, "aunque después se puedan dar diferentes elementos de participación, como convenios, encomiendas de gestión u otras formulas".

Beamonte ha subrayado que este "es un momento decisivo para abordar la reforma de la Administración", algo "necesario y fundamental en este país".

Etiquetas