Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

El Centro Cívico Delicias abre "por fin" sus puertas

Tras meses de retraso, este nuevo equipamiento comenzará a funcionar este jueves, pero solo a medio gas.

Edificio Centro Cívico Delicias
El Centro Cívico Delicias abre "por fin" sus puertas
T. M.

Tras meses de retraso y "fechas reiteradas de apertura que no llegaban a hacerse efectivas" –tal y como apuntan desde la Asociación de Vecinos Manuel Viola–, por fin, este jueves se inaugura el Centro Cívico Delicias, situado en la avenida de Navarra. Un nuevo equipamiento que contará con ludoteca, casa de juventud y espacios destinados a un total de 20 entidades, hasta ahora repartidas por todo el barrio. Eso sí, la apertura oficial no conllevará la puesta en funcionamiento de todos los servicios previstos, ya que la adjudicación del bar y de la Sala Rotonda ha quedado desierta.

"Estamos contentos e ilusionados con este equipamiento, pero esperamos que pueda abrirse en su totalidad lo antes posible. Sabemos son tiempos de crisis, pero Delicias, que cuenta con una población de más de 33.000 vecinos por kilómetro cuadrado, necesita más servicios como este", explican desde la agrupación vecinal. "En el barrio también contamos con el Centro Cívico Esquinas del Psiquiátrico, pero es un recurso diferente. Cuantas más posibilidades y mayores equipamientos haya en el distrito, mejor calidad de vida tendrán los vecinos", afirman desde el colectivo.

Y es que las obras del nuevo edificio han concluido "por fin", apuntan algunos vecinos, tras casi dos años de reformas y un presupuesto de cerca diez millones de euros. "Ya era hora de que lo abrieran. Las obras han durado una eternidad y quienes residimos por aquí lo estamos esperando como agua de mayo", comenta Víctor Sánchez, que vive en la calle de Rioja.

"En este barrio somos muchos, sobre todo niños y personas mayores. Yo estoy jubilado y que haya un edificio en el que podamos acceder a tantas actividades, para nosotros es un lujo", afirma Teodoro Jordán, también vecino de la zona.

"Menudo regalo nos ha traído Papá Noel. Después de tanto tiempo esperando parece que, esta vez sí, vamos a poder disfrutar de un centro en condiciones. Ahora a ver si al año que viene nos trae el nuevo centro de especialidades, que lleva ya demasiado tiempo en obras", afirma Pilar Morales, que reside en la calle de Arias.

"Esperamos que este espacio, tan esperado por todos, sea un lugar donde la participación se convierta en la protagonista, ya que precisamente los vecinos somos quienes mejor conocemos las necesidades del barrio", concluyen desde la asociación Manuel Viola.

Etiquetas