Despliega el menú
Zaragoza

Barrios de Zaragoza

Los vecinos de Valdespartera piden un espacio restringido para perros

Un grupo de ciudadanos ha recogido firmas para conseguir que sus mascotas cuenten con un lugar propio para su disfrute.

Hace tan solo unos meses que esta edición digital publicaba la siguiente noticia: “Nuevos casos de envenenamiento de perros en Valdespartera”. Una información que ponían en alerta a los vecinos del barrio, después de que a principios de este año que está por finalizar fallecieran dos canes en Torrero por la misma causa.

“Somos conscientes de que a mucha gente incluso molesta que tengamos perros, debido, en gran parte, al problema que suponen las heces sin recoger que algunos dejan en las calles. Nos meten a todos en el mismo saco y no es justo. Y mucho menos racional, que dejen comida envenenada para incluso llegar matar a nuestras mascotas”, cuenta Inés Gregorio, vecina de Valdespartera y dueña de Daysi, una caniche blanca de dos años, que forma parte del gran porcentaje de canes que hay en el barrio.

“La verdad es que aquí da igual a qué hora bajes al perro y a qué parque. Lo cierto es que siempre te encuentras a alguien paseando a su mascota”, comenta Luis H. J., otro residente del Valdespartera, que no ha dejado pasar la oportunidad de participar en una iniciativa realizada por un grupo de vecinos, que ya ha sido presentada a la junta de distrito, tramitada y trasladada al servicio correspondiente.

Se trata de una “masiva” recogida de firmas, en la que han participado 500 personas, que desean conseguir un espacio propio en el que poder pasear a sus canes. “Aquí hay muchos lugares que podrían destinarse a tal uso. Nuestros perros podrían ir sueltos sin molestar a nadie y los dueños no correríamos el riesgo de percibir sanción económica alguna por ello”, dice A. Suárez, vecina del barrio. “Me parece una iniciativa muy interesante para todos”, apunta la zaragozana.

“Yo creo que este tipo de instalaciones deberían hacerlas en todos los barrios, puesto que es positivo tanto para quienes tienen perros como para los que no. El poco civismo de algunos dueños, que no recogen las necesidades de sus animales de compañía, se convierte para otros en un problema”, dice Andrés López, vecino del barrio, que asegura que “nunca” ha tenido mascotas.

“En más de una ocasión he llegado a casa con alguna sorpresa en las ruedas del carro de mi hija Andrea. No es plato de buen gusto, la verdad. Si, finalmente, esta iniciativa se lleva a cabo, nos harán un favor a todos, porque en Valdespartera son muchos los vecinos que tienen canes”, comenta Laura Martín, que reside en la calle de La Caza.

De momento, y hasta que el proyecto vecinal salga adelante y se convierta en una realidad, ciudadanos y mascotas seguirán estando destinados a compartir espacios.

Etiquetas