Zaragoza

Zaragoza

Preocupación en Movera por los "vertidos incontrolados" en la orilla del Ebro

La Asociación Movera Dos Ríos asegura que "la falta de limpieza" supone un riesgo para los vecinos del barrio.

Desde agosto del año 2011, "cuando apareció un vertido incontrolado de ruedas de automóvil" hasta este jueves, ha ido creciendo un "improvisado vertedero" junto a la orilla del Ebro, "encontrándose en la actualidad hasta un contenedor de residuos del Gobierno de Aragón entre otros vertidos", asegura Ramón Royo, presidente de la Asociación de Vecinos Movera Dos Ríos.

Una situación "más que preocupante" a la que la agrupación vecinal ya intentó, entonces, buscar una solución. "Pusimos en conocimiento de la alcaldía de barrio la problemática, administración que cursó el correspondiente informe para el Ayuntamiento de Zaragoza", comenta Royo.

"Pasado el tiempo y sin recibir contestación alguna, la asociación se puso en contacto con el Servicio de Gestión de Residuos del Consistorio para que dieran alguna explicación sobre la falta de limpieza y la necesaria retirada de las ruedas", cuenta el presidente de la asociación. "Nos dieron razones de competencia, sobre la gestión de quién debería de hacerse cargo de su retirada, supuestamente la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) o la DGA, porque al parecer el Consistorio no es responsable del mantenimiento de las riberas, mientras que desde la alcaldía de Movera tampoco se ha recibido contestación alguna al respecto a pesar de haberla solicitado", insiste Ramón Royo.

"No es lógico que por una cuestión de competencias administrativas, los caminos de ríos y acequias del barrio estén llenos de vertidos y nadie los retire. Son residuos que, en caso de incendio, pueden convertirse en un peligro para los vecinos y el entorno”, afirman desde Movera Dos Ríos, colectivo que también ha denunciado la problemática y publicado su preocupación al respecto en el boletín informativo que editan para el barrio, "pero nadie se da por aludido, como en otras tantas ocasiones", concluyen.

Por su parte, desde la CHE explican que la recogida de basuras en las riberas "no es de nuestra competencia". "Sí lo es la limpieza de la acumulación de restos que imposibilitan la dinámica fluvial y la libre circulación del agua por su propio cauce. Y este no es el caso", afirman fuentes de la Confederación Hidrográfica.

Mientras, desde el Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón aseguran que "el Agente de Protección de la Naturaleza (APN) que lleva la zona en la que se han localizado los residuos no coincide con ninguno del inventario de espacios degradados disponible actualmente, ya que se ha producido recientemente". "En estos casos lo habitual, antes de presentar denuncia, es avisar al Ayuntamiento dándole las coordenadas del vertido para que este sea retirado. Precisamente, para este caso concreto, hace varios meses se dio aviso a la alcaldía de Movera indicando dichas las coordenadas, pero el propio APN ha comprobado que sigue sin recogerse", concluyen desde la DGA.

Etiquetas