Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Éxito del mercadillo navideño en su arranque

Centenares de personas han participado este sábado en las diferentes actividades. Destacan el Belén, la pista de trineos neumáticos y esquí y los paseos en camello

Los trineos neumáticos son la novedad de este año
Éxito del mercadillo navideño en su primer fin de semana
A. ESCOBAR

En familia, en pareja o con el grupo de amigos. Cualquier combinación es buena para pasearse por el Belén hecho a tamaño real, probar los manjares de los puestos de artesanía y alimentación o ser espectador de las actividades organizadas para los más pequeños. Con esta amplia oferta, centenares de personas han aprovechado las aceptables temperaturas de este sábado para pasar en la plaza del Pilar los primeros días festivos del mes de diciembre.

Es el caso de Isabel Alquezar, zaragozana que volvía a casa tras pasar la mañana junto a su marido y sus dos hijos. Su última parada, la pista de trineos neumáticos, una de las novedades de este año que no ha dejado indiferente a nadie. "Hemos aprovechado para visitar el Belén en familia y que nuestros hijos se divirtieran", ha explicado Alquezar, quien no ha dudado en señalar la "buena oferta" de actividades que se están poniendo en marcha en la ciudad.

"Me parece excelente que se fomente de esta manera el espíritu navideño y la alegría en estas fechas", expresaba maravillado Carlos Jiménez, madrileño que ha aprovechado la celebración de un evento familiar para hacer turismo por la capital aragonesa. Tanto él como su mujer, María Luisa Muñiz, han destacado la presencia del Belén (de 2.000 metros cuadrados de superficie), el cual no han podido ver debido a la "extensa cola de espera" que se ha mantenido a lo largo de toda la mañana.

Con 40 casetas y 3 tabernas, la plaza de El Pilar se convierte en el lugar idóneo para reunirse con los familiares o amigos. "¿Qué mejor que hacerlo en un sitio como este?", expresaba Cecilia Gasca, mientras disfrutaba junto a unas amigas de un plato de longaniza con pimientos. "Lo bueno de esta ciudad es que, si se hacen 100 actividades, todas ellas estarán llenas de gente", explicaba divertida. "Ayer estuve en Puerto Venecia y estaba a tope, hoy vengo al Pilar y también lo está. En Zaragoza somos así", sentenciaba.

Un árbol de Navidad de cuatro metros de altura decorado con piezas artesanas de lana, un tiovivo, paseos en burro y camello, una pista de patinaje sobre hielo o la realización de talleres, además de los ya mencionados anteriormente, son algunos de los actos que se desarrollarán en Zaragoza hasta el próximo 7 de enero.

Etiquetas