Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Arbolado urbano

Una cuestión de raíces

Varios trabajadores de Los Tranvías desentierran los tocones de los árboles que cortaron en Gran Vía y Fernando el Católico para estudiar su estado y poder plantar nuevos ejemplares.

La replantación de los árboles de Gran Vía y Fernando el Católico que fueron talados el pasado mes de agosto después de que murieran debido a las obras del tranvía se ha convertido en una cuestión de raíces. Los trabajadores de la sociedad de Los Tranvías de Zaragoza están desenterrando los tocones de los ejemplares cortados -alrededor de medio centenar- para evaluar el estado de los mismos y mandar un informe al Ayuntamiento, que deberá dar el visto bueno al procedimiento de retirada.

Muchos de ellos corresponden a árboles de gran porte cuyas raíces están muy extendidas por el subsuelo de la zona, por lo que es necesario estudiar el procedimiento de extracción de las mismas. Una vez retirados los restos inertes de estos árboles, se comenzarán a plantar los nuevos, una tarea que debe realizarse durante el periodo invernal.

Aunque el Consistorio de la capital aragonesa asumió hace unos meses el cuidado de las zonas verdes paralelas a este medio de transporte, la sociedad de Los Tranvías de Zaragoza se comprometió a volver a plantar ejemplares para sustituir los afectados por la reforma, proceso con el que 'concluirá' el traspaso de poderes. De hecho, el área de Parques y Jardines del Ayuntamiento ya ha comenzado el lavado de cara del eje de la fase 1 del tranvía y después del verano incluso volvió a replantar el césped de varias zonas de Fernando el Católico y Gran Vía.

Aunque de esta forma se cumplirá el compromiso de sustituir los árboles talados, desde las asociaciones de ecologistas defienden el valor de los ejemplares maduros, mucho más beneficiosos para la ciudad que plantas jóvenes de poco porte. “Es importante conservar los conjuntos de árboles maduros, que son los que realmente dan sombra, aportan vapor de agua, ayudan a bajar la temperatura, oxigenan la ciudad, limpian la atmósfera de polvo y polución e incluso reducen el ruido del tráfico que sufren los vecinos”, repeten desde hace tiempo los miembros de Ansar, asociación ecologista que en su día ya advirtió de que las obras estaban dañando seriamente al arbolado del eje del tranvía.

Más de mil árboles por Zaragoza

Además de llevar a cabo la sustitución de los árboles talados a lo largo de todo el bulevar, Los Tranvías también va a sufragar la plantación durante los próximos meses de 1.076 árboles de 24 especies distintas en los alcorques y zonas verdes de toda la ciudad. El servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento elegirá los lugares donde se situarán los nuevos especímenes y se encargará de supervisar los trabajos y la calidad de los árboles, que también contarán con una garantía de 2 años.

Etiquetas