Despliega el menú
Zaragoza

En lo que va de año

Más de 10.000 familias reciben alimentos en el Refugio

En 2011 la Hermandad del Refugio de Zaragoza ayudó a 8.370 familias, una cifra a la que casi se llegó en septiembre de este año.

Unas 10.250 familias sin recursos han recibido alimentos en la Hermandad del Refugio de Zaragoza en lo que va de año gracias a las donaciones de muchos ciudadanos que, en tiempos de crisis, se vuelven "más solidarios" conscientes de la dramática situación que sufre parte de la población.

Estas aportaciones particulares, así como las del Banco de Alimentos y las de algunos comercios, han permitido a la institución asistir a 10.250 familias en los diez primeros meses del año, unas 3.000 más que las atendidas en el mismo periodo del año anterior.

En total, en 2011 el Refugio ayudó a 8.370 familias, una cifra a la que casi se llegó en septiembre de este año, cuando se contabilizaron 8.284, pero que quedó totalmente superada al mes siguiente, con 9.492.

Así lo ha explicado el hermano mayor del Refugio, Manuel Marqueta, quien ha comentado que desde 2010 se han incrementado las personas atendidas, muchas de ellas inmigrantes, pero también españoles que se han quedado sin empleo y sin prestación.

"En los últimos tres años, se ha recrudecido la situación, vienen cada vez más españoles y más jóvenes. Hacemos campañas continuamente para pedir donaciones y la gente se vuelve más solidaria en momentos así", ha destacado.

Hasta la sede del Refugio acuden cada día más de sesenta personas, entre las 10.00 y las 11.00, para recoger un lote de unos ocho kilos de alimentos que se preparan en función de las necesidades de cada una y dependiendo, sobre todo, de las existencias.

Entre ellas, se encuentra Esther, una joven inmigrante de Honduras y madre de un niño de dos meses, que espera pacientemente con su carro de la compra. "No tengo papeles y tampoco trabajo. Trabajaba limpiando casas, pero cuando me quedé embarazada me despidieron", ha explicado. 

Como el resto de personas, que esperan ordenadamente su turno en una fila, lleva una tarjeta en la que se le anota los días que puede ir a recoger alimentos. Se hace así para controlar y procurar que la ayuda esté bien distribuida entre todos las familias.

"Nosotros cada día tenemos una lista de las sesenta personas que tienen que venir a recoger comida. Ellos ya saben el día que les toca porque se les va indicando en la tarjeta", ha apuntado uno de los voluntarios, que lleva tres años colaborando en el Refugio.

Hasta noviembre de este año se han entregado 65.669 kilos de alimentos, 12.600 más que los distribuidos en el mismo periodo del año anterior, una cantidad que supera también a la entregada en todo 2011 (59.369).

Además de prestar este servicio, el Refugio aloja también a unas sesenta personas, la mayoría hombres, que pueden permanecer allí alrededor de dos semanas.

Sin embargo, esta estancia se alarga hasta más de un mes en la temporada de invierno, cuando las temperaturas bajan, y es prácticamente imposible dormir en la calle, ha comentado Marqueta.

"El año pasado fue un invierno muy frío. Nosotros, en cuánto vemos que Protección Civil activa la alerta, acondicionamos hasta la capilla del Refugio con colchonetas para poder acoger a un mayor número de personas.", ha concluido.

Etiquetas