Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

La Muela

"Llevamos cuatro años y medio viviendo con la luz de un generador eléctrico"

Una docena de vecinos de La Muela viven en sus casas a medio construir y sin electricidad desde hace casi un lustro. Piden medidas urgentes al Ayuntamiento.

Víctimas de un desatino urbanístico. Así se sienten los doce vecinos de la urbanización El Vergel, en La Muela, quienes llevan más de cuatro años viviendo en unas casas a medio construir, sin el ascensor que prometía el proyecto de obras, con los portales a medio terminar y la plaza de aparcamiento en precario. Tampoco tienen suministro eléctrico, situación que obliga a la comunidad a reunir cada mes alrededor de 6.000 euros para el gasoil que alimenta el generador eléctrico que les permite habitar sus casas. En la actualidad, de las 72 viviendas de la promoción hay 20 en manos de particulares -doce de ellas ocupadas- y 52 son propiedad de una entidad bancaria.

La falta de luz es solo uno de los contratiempos que denuncian estos vecinos de La Muela: "No tenemos servicio de limpieza, ni de jardinería, ni tan siquiera de alumbrado público, puesto que nos lo pagamos nosotros mismos. Evidentemente pagamos nuestros impuestos, por otra parte abusivos, como es el IBI, que ya hemos abonado durante cuatro años, donde viene referenciado el 'Paseo de Ramiro I' cuando aquello es una carretera con salida a la N-II. Es decir, que pagamos nuestros impuestos como cualquier ciudadano pero no disfrutamos de ningún servicio", denuncian en una reciente misiva a la alcaldesa de la localidad, Marisol Aured.

"Nos dieron el piso a mediados de 2008 y nos dijeron que iban a acabarlo en poco tiempo", explica Alejandro Valero, uno de los actuales residentes. Las viviendas, recepcionadas en su día por el Ayuntamiento, cuentan con cédula de habitabilidad. Sin embargo aún resta un último trámite para que tengan electricidad.

Es en este punto donde surge la principal desavenencia entre propietarios y Ayuntamiento. Los primeros aseguran que bastaría con una rúbrica de la primera edil para que la energía eléctrica llegue de una vez a la urbanización y sean "beneficiarios de unos servicios" que ya pagan.

Por su parte, fuentes del Consistorio muelano apuntan hacia el constructor como origen del problema. Le acusan de "no emitir el acta de la última asamblea de la Junta de Compensación de la Unidad de Ejecución", algo que como presidente de la misma "le corresponde". Estas mismas fuentes subrayan que "no se puede dar el permiso a Endesa hasta que no se emita este acta, algo por lo que llevamos mucho tiempo luchando". Tanto el arquitecto municipal como el interventor ya firmaron el documento en 2008, pero la entonces alcaldesa, María Victoria Pinilla, se negó a hacerlo por -según apuntan los vecinos- un "enfrentamiento personal" con el constructor, Vicente Rodrigo.

El empresario, imputado en el marco de la Operación Molinos, asumió durante un tiempo el coste derivado del suministro eléctrico mediante generador. Ahora son los propios vecinos los que tienen que afrontar un pago que entienden no les corresponde.

Recientemente, los afectados tuvieron una reunión con el Ayuntamiento. Al no resultar satisfechos con el resultado de la misma, los habitantes procedieron a colocar varias pancartas reivindicativas. "Se nos prometió que se tomarían medidas rápidamente, pero como no hemos visto ningún movimiento por su parte hemos pasado a colocar las pancartas", apunta Alejandro. El "inmovilismo" de los distintos equipos de Gobierno es uno de los aspectos que más molesta a los propietarios. "Ni con Maria Victoria Pinilla ni con Marisol Aured nos han dado solución al problema después de más de cuatro años", lamenta Cristian Ortiz, otro de los afectados.

Etiquetas