Despliega el menú
Zaragoza

Casco histórico

"Los puntos de acumulación de basura del Casco cada vez se respetan más"

Acabar con los "vertederos espontáneos" que hay algunas esquinas del barrio, objetivo de una iniciativa puesta en marcha por el Servicio de Mediación del PICH.

Un macetero en la C/Armas
?Los puntos de acumulación de basura del Casco cada vez se respetan más?
TERESA MARTÍN

Acabar con los "auténticos vertederos" en los que se habían convertido algunas esquinas del Casco es el objetivo de una iniciativa puesta en marcha por el Servicio de Mediación del Plan Integral de Casco Histórico (PICH) hace ahora "algo más de un año", según estima la coordinadora del proyecto, Teresa Sáez.

“Nos habíamos dado cuenta de que en determinados puntos la acumulación de basura ya era habitual y decidimos que era una cuestión que había que erradicar".

Así, y después de un periodo de control de estos vertederos espontáneos, "decidimos poner en marcha esta iniciativa", dice Teresa Sáez. "Lo primero que hicimos fue avisar a los vecinos del entorno de los lugares que iban a dejar de ser basureros, para convertirse en todo lo contrario. Se nos ocurrió que la mejor opción era embellecerlos y junto con el Servicio de Limpieza Pública destinamos un día concreto a la limpieza de dichos puntos en los que después, gracias a la colaboración de Parques y Jardines, se han ido poniendo unos grandes maceteros", comenta la coordinadora del servicio. "Actualmente hay tres en la calle de San Pablo, dos en la calle de Armas y uno en Casta Álvarez. Este último realmente ya estaba, solo ha habido que acondicionarlo con plantas porque es más grande que el resto", explica Teresa Sáez.

Una buena iniciativa que continúa en desarrollo, puesto que para que los vecinos se impliquen "que es uno de los objetivos más importantes" –apunta Saéz-, "cada semana solicitamos su participación en lo que hemos denominado 'Los viernes a regar', ya que el cuidado de estos maceteros depende de nosotros", comenta Sáez.

“Llevo tiempo viendo maceteros en algunas esquinas y la verdad es que dan muy buena imagen. Está bien que haya gente que se implique en conseguir que este barrio sea más limpio. Lo más importante es la concienciación, porque en algunas calles

el problema no es que no pasen a limpiar, sino que la gente es demasiado incívica",comenta Armando Gregorio, que reside en la calle de San Pablo. Opinión compartida por Georgina Andrei, también vecina del Casco. "Ahora todo está más limpio y la gente respeta los maceteros", dice la joven. "Estamos muy satisfechos porque creemos que el proyecto está dando buenos resultados. Hay que seguir trabajando para que la cooperación vecinal continúe. Así conseguiremos cambiar la mentalidad de dejadez por la de colaboración", concluye Teresa Sáez.

Etiquetas