Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

El pleno solo permite al Casco Histórico de Zaragoza abrir los domingos

Es una de las resoluciones aprobadas en el debate sobre el estado de la ciudad. Además, los barcos no se incluirán finalmente en la contrata del autobús urbano.

El debate sobre el estado de la ciudad, que ha concluido este martes, ha permitido la aprobación de veinte propuestas de resolución, de las 24 que han presentado los distintos grupos municipales, seis por cada uno, y de las que solo tres han salido por unanimidad.

Una de ellas, en materia de movilidad, donde se ha acordado que no se incluya la navegación fluvial en la próxima contrata de transporte municipal y, con el voto en contra del PP, el compromiso de impulsar la línea Oeste-Este del tranvía de forma prioritaria a cualquier otra.

Además, aunque el ayuntamiento ha iniciado una consulta popular para saber qué preferencias tiene la ciudadanía en cuanto a las zonas que deberían ser declaradas de afluencia turística para permitir libertad de horarios comerciales, a propuesta de IU, se ha aprobado declarar a la ciudad romana en el Casco Histórico, con la abstención del PP, por esperar al resultado de la encuesta.

La creación de una red de establecimientos hosteleros que se adhieran a un programa social de "comidas calientes", pedir al ejecutivo de España que no disminuya la subvención al transporte público y al gobierno de Zaragoza que explique la situación de la economía municipal y de la deuda, son otras propuestas aprobadas este martes.

Fruto del acuerdo de este martes también se ha aprobado, a propuesta del PSOE, reclamar los más de 47 millones que por distintos conceptos adeuda el Gobierno de Aragón al ayuntamiento de Zaragoza, dispuestos a acudir a los tribunales para conseguirlos si es necesario, aunque es una medida que no ha contado con el voto del PP que ha preguntado por "todo lo que le debe" el consistorio al ejecutivo autonómico.

Esta vez el PP sí que ha logrado, aunque con la abstención de IU, que se acepte abrir un debate sobre la planificación urbanística de la ciudad, adaptado a la nueva situación económica y con la participación de distintos agentes políticos, sociales y económicos y que CHA ha apoyado, según Martín, porque "es agua de borrajas".

Etiquetas