Despliega el menú
Zaragoza

Debate del Estado de la Ciudad

El alcalde pide un "gran pacto de ciudad" contra la exclusión social

El alcalde de Zaragoza asegura durante el Debato del Estado de la Ciudad que percibe una situación de "auténtica emergencia social": "No podemos ni debemos permanecer impasibles".

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ha propuesto a todos los grupos municipales alcanzar un "gran pacto de ciudad" para luchar contra la exclusión social generada por el paro, los desahucios y los recortes en las prestaciones de otras administraciones.

Este es el reto que Belloch ha lanzado a todos los grupos municipales durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Ciudad, que ha comenzado este lunes y se prolongará hasta este martes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Zaragoza. El alcalde ha realizado un minucioso desglose de las acciones de cada área municipal.

"Son tiempos excepcionales por le terrible impacto social de la crisis y como prioridad absoluta hay que responder a esta emergencia, y estoy seguro de que toda la corporación comparte la necesidad de que al Ayuntamiento le importa combatir el paro y la exclusión social", ha enfatizado Belloch para avanzar que "haremos todo lo que esté a nuestro alcance". En este sentido, ha subrayado que "alcanzar este objetivo es una prioridad obsesiva e impulsaremos las líneas de actuación para reducir el impacto de la crisis".

Ha dicho, al dirigirse a los grupos municipales, que "espero un gran pacto de ciudad" al apuntar que el aumento de personas sin subsidios y las que pierden la vivienda está creando una realidad terrible para muchos ciudadanos, que no habían estado en riesgo de exclusión y ahora se ven abocadas a situaciones de pobreza extrema".

Tras señalar que se vislumbra una situación de "auténtica emergencia social", ha deducido que "no podemos, ni debemos permanecer impasibles" y aunque ha reconocido que "también tenemos limitaciones presupuestarias, precisamente por eso hay que socorrer prioritariamente a esas familias".

Para el alcalde de Zaragoza, el "reto" es alcanzar un pacto contra la exclusión social para la familias en situación de pobreza extrema, pero ha añadido que también "implique a todas la entidades ciudadanas para destinar los recursos disponibles a los casos de auténtica necesidad" y así que los ciudadanos "sepan que su ciudad no les va a dejar tirados. En Zaragoza no, eso no va a pasar, porque su ciudad les va a seguir protegiendo".

Para lograr ese objetivo, Belloch ha propuesto que hay que llegar a un acuerdo con las entidades financieras para que "ninguna familia se quede en la calle, si techo y sin ayudas" y ha avanzado que ya han iniciado conversaciones en este sentido.

Belloch ha detallado algo más su propuesta y ha aclarado que este acuerdo tiene que tener un dotación y unas líneas de actuación como un plan suplementario de los servicios municipales. Además, ha apuntado que se tiene que crear un fondo "con un mínimo de 10 millones de euros procedentes de actuaciones no prioritarias" y de la reorganización interna, junto a la creación de una estructura "operativa y ágil que atienda eficazmente las necesidades de las familias en riesgo de exclusión".

Tras anunciar esta propuesta al final de su discurso y antes de concluir su intervención, el alcalde se ha dirigido a todos los grupos municipales para avanzarles que "les convoco a una negociación inmediata contra la exclusión social".

Anteriormente, en su repaso a las políticas sociales, ha anunciado el acuerdo alcanzado con los grupos municipales de IU y CHA para suspender la colaboración de la Policía Local en los desahucios "hasta que esté regulado de forma definitiva", en referencia al acuerdo que intentan alcanzar PP y PSOE en el ámbito nacional. 

Belloch ha centrado buena parte de su intervención en la acción social para recordar que el presupuesto de 2012 se ha rebajado sobre el 2011 con la supresión de "gastos no imprescindibles", además de que el gasto corriente se ha reducido en 35 millones de euros "con el mantenimiento del gasto social". Ha adelantado que en el presupuesto de 2013 el gasto social "supondrá el 25 por ciento del gasto corriente, que son más de 160 millones de euros".

A lo largo de estos años de crisis económica, Belloch ha estimado que los servicios sociales han respondido de forma "razonable a la demanda" y ha incidido en que se trabaja en un plan estratégico de acción social con actuaciones urgentes.

Entre los datos que ha aportado ha referido que el número de citas en este ámbito "sobrepasa las 80.000 y revela que cada vez es más difícil salir de esta situación a las familias" para agregar que ha habido un 17 por ciento de aumento de las ayudas de urgente necesidad para lo que se ha aprobado, recientemente una modificación de crédito por importe de 1 millón de euros.

En su desglose de cifras ha apuntado que hay 9.000 personas en teleasistencia y que de los más de 4.000 usuarios del albergue municipal se han rebajado a más de 2.000 personas, una reducción que en parte ha atribuido al descenso de temporeros.

Necesitados

De forma sintética ha dicho que la gestión en acción social ha conseguido "prevenir situaciones conflictivas en familias y grupos sociales" mediante la potenciación de actividades comunitarias.

"El Ayuntamiento funciona y es capaz de proteger a los más necesitados", ha destacado Belloch, al tiempo que ha asegurado que "Zaragoza funciona, y seguirá funcionando porque protegemos la acción social".

También ha lanzado críticas al Gobierno de Aragón respecto a las políticas sociales al lamentar que "la Diputación General de Aragón no sólo no sume sus responsabilidades sino que pone en peligro su realización" y ha expuesto que Aragón ha sufrido un incremento de 16,8 puntos en el número de hogares con problemas de deterioro, que es superior a la media nacional.

Para Belloch, lo "lógico sería incrementar la colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza, pero incumplen su obligaciones legales".

El alcalde de la capital aragonesa ha aplaudido que para 2013 hay un acuerdo unánime sobre las ordenanzas fiscales que supondrá que las tasas e impuestos aumenten el 2,7 por ciento, en lugar del IPC interanual, que se sitúa en el 3,5 por ciento, para confiar en que "suponga un cambio de rumbo del PP". 

Sobre el apoyo puntual que recibe de los grupos de IU y CHA, Belloch ha explicado que "hemos logrado un gobierno sólido y estable, con una mayoría progresista que garantiza que en Zaragoza no se llevan a cabo políticas antisociales que se llevan en otros ámbitos. Hay una mayoría que garantiza un gobierno de izquierdas y progresista".

Este apoyo de Izquierda Unida y Chunta Aragonesista también ha sido "decisivo" en la aprobación del presupuesto de 2012 y del Plan económico financiero y el Plan de ajuste y ha querido dejar claro que "este Gobierno tiene vocación de continuidad a lo largo de toda la legislatura".

Tras el primer año de esta legislatura "hice un balance con luces y sombras", pero Juan Alberto Belloch ha aseverado que "se han sentado las bases para recuperar la normalidad económica" y ha vuelto a reiterar que las necesidades sociales básicas "no van a sufrir recortes". Se aplicará la progresividad en los impuestos y el control del gasto no prioritario con la reducción de costes de personal y de inversión.

Ha subrayado que el grado de ejecución presupuestaria de 2011 "alcanzó el 96 por ciento en servicios públicos y acción social, que es donde más se necesitaba". Asimismo, ha comentado que el pago a proveedores, "con la colaboración del Gobierno central, y no me duelen prendas en reconocerlo", ha sido de más de 225 millones de euros de pago y con el consiguiente mantenimiento del empleo.

Etiquetas