Zaragoza
Suscríbete

Recortes en los servicios públicos

La Biblioteca de Aragón no podrá comprar material en 2013

El 'gasto cero' impedirá al centro reponer y aumentar sus servicios. Además, cerrará todos los sábados del año y las tardes durante el verano

El centro cerrará todos los sábados del año y las tardes de verano
La Biblioteca de Aragón no podrá comprar material en el 2013
A. ESCOBAR

La Biblioteca de Aragón cerrará todos los sábados del año, las tardes de verano y, además, no recibirá nada de presupuesto para la compra de materiales. Estas son las medidas que, según han sido informados los trabajadores, aplicará el Gobierno de Aragón a partir del 2013. Para impedirlo, los empleados del centro han recogido firmas desde el pasado viernes, a la espera de conseguir apoyo suficiente para poder revocar esta decisión. Según los trabajadores, este sábado ya habían superado las 700 firmas. 

"Mucha gente solo puede venir a la biblioteca los sábados, ya sea por incompatibilidad de horarios o porque vienen de diferentes puntos de la provincia. Además, por las mañanas se hacen muchas actividades, pues es cuando las familias pueden acercarse con sus hijos", ha asegurado una trabajadora.

Del mismo modo, con estas medidas la sala de estudio (que acoge a decenas de estudiantes cada día) cerrará sus puertas. "El sábado es el día que puedo estudiar más y este es un muy buen sitio para hacerlo", ha asegurado Mardi Lucich, estudiante estadounidense que reside en Zaragoza en la actualidad, que no ha dudado en firmar para apoyar la causa. También lo han hecho Sara Montero, Tamara Martín y Laura Vergara, quienes han indicado que la "mala situación" en la que se encuentra la sala de estudio de la Facultad de Filosofía y Letras hace de la Biblioteca de Aragón "uno de los pocos lugares a los que acudir en el fin de semana".

Otro de los servicios que se vería afectado con el cierre de los sábados es el Instituto Bibliográfico aragonés, base de datos de titularidad pública situada en la Biblioteca de Aragón y cuyos materiales solo pueden consultarse en la sala. Con este cambio se impediría el acceso a todas las personas que se acercan los fines de semana porque vienen "desde fuera de la comunidad".

'Gasto cero'

"Llevamos dos años con un presupuesto mermado que no nos permite comprar nada. Ahora quieren establecer un 'gasto cero' en la biblioteca, lo que no solo nos impedirá adquirir nuevos productos (como libros, periódicos y revistas), sino que no podremos reponer los ya existentes, que se deterioran con el uso y el paso del tiempo", han explicado varios trabajadores. Además, han indicado que "tampoco" recibirán dinero "por parte del Ministerio de Cultura", lo que empeora las cosas en un momento en el que la crisis obliga a los usuarios a "utilizar más la biblioteca", tanto para el ocio como la formación. "Estas bibliotecas no son un negocio y deben dar un servicio público, imposible de ofrecer con estos recortes", han asegurado.

A expensas de conocer el alcance de su iniciativa, los empleados públicos aseguran que han visto una "buena respuesta" por parte de los usuarios y que se sienten "respaldados" en esta lucha.

Etiquetas