Despliega el menú
Zaragoza

Tribunales

Una veintena de personas serán juzgadas por estafar a otras 100 en la venta de aspiradoras

Los vendedores aprovechaban su confianza con los compradores para que firmasen contratos de compra por cifra muy superior.

Veintitrés personas serán juzgadas el próximo martes, 6 de octubre, en Zaragoza acusadas de estafa y falsedad en documento mercantil por la venta financiada de aspiradoras por encima del valor pactado a casi cien zaragozanos entre los años 2005 y 2007. 

La estafa parte de la empresa Overland Marketíng S.L., con sede en Barcelona, que actuaba bajo la mercantil zaragozana Jyl Sistem S.L., con sede en Cuarte de Huerva (Zaragoza), con quien acordó la venta y distribución de aparatos Kirby, electrodomésticos de poco valor que se vendían a un precio de entre 1.000 y 3.000 euros, según informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón en un comunicado.

Desde Cuarte, la sociedad vendía aspiradoras a clientes de bajo nivel adquisitivo, inmigrantes con desconocimiento adecuado del idioma, o personas con enfermedades físicas o psíquicas o de avanzada edad, unas circunstancias que aprovechaban para obtener sus datos bancarios y personales, según se recoge en las diligencias del Ministerio Fiscal.

Así, los comerciales o vendedores contratados, que acudían normalmente de dos en dos al domicilio del comprador, tenían por finalidad simular ante los compradores ventajas o condiciones de compra inexistentes, e incluso aparentaban que se podía obtener un trabajo en la empresa.

Los vendedores establecían con el comprador una conexión y aprovechaban la confianza para que firmasen contratos de compra financiados en los que indicaban una cifra muy superior a la pactada y que, además, terminaban de cumplimentar los acusados.

Ya con la firma del posible comprador en el contrato de venta del producto, los imputados podían cumplimentar los datos para que la correspondiente empresa de crédito ingresara en las cuentas bancarias de Overland Marketíng S.L. el importe de la compra financiado ante la apariencia de realidad verosimilitud de la venta y documentación remitida.

De este modo el comprador se veía obligado a contraer esa deuda con la entidad de crédito que reconocían muy superior a la cifra pactada por el producto inicialmente.

Hasta 2007 el grupo operó en Cuarte y fue a principios de ese año cuando tras cerrar las instalaciones de Jyl Sistem, S. L. los acusados Isidre A. G. y Sergio E. S., trasladaron la actividad de la venta de aspiradoras al Polígono Ciudad del Transporte, en el barrio rural de San Juan de Mozarrifar (Zaragoza), sede de la entidad mercantil Limpclear Kir 06 S. L., desde donde el grupo siguió operando.

La causa, que será enjuiciada por el juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza, se prolongará por espacio de tres semanas aproximadamente y en la sala estarán presentes veintitrés acusados, quince letrados de la defensa y dieciocho de la acusación además de diversos testigos y peritos

Etiquetas