Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

Malestar en el Actur por la supresión de una parada de bus

Desde el Ayuntamiento aseguran que la decisión ?ya estaba tomada hace meses junto con la asociación vecinal?.

Los vecinos del Actur vuelven a sentirse “nuevamente, olvidados”. Así, al menos, se siente Juan Antonio Sánchez, un zaragozano que reside en la avenida de María de Zambrano y que no entiende la razón por la que “otra vez, vuelven a hacernos un cambio de paradas de bus”. “Llevamos meses aguantando unas obras que espero que en un futuro sean realmente beneficiosas para todos. La cuestión es que, a esos trabajos, hay que unir el cambio en las paradas que, avisado con tiempo o no, para muchos se convierte en un nuevo trastorno”, comenta el zaragozano.

Y es que, desde el pasado día 22, las líneas 20, 23, 50 y 43 ya no paran delante de los bloques de edificios Kasán, debido a la apertura del tercer carril en María Zambrano, junto a Valle de Broto. “Somos muchos quienes bajábamos justo aquí, tanto si venimos del centro como si cogemos alguno de los buses en La Almozara. Ahora no nos queda otra más que en este caso, -la línea 20-, bajarnos al lado del Centro Comercial Grancasa”, dice Aurora García. “Un incordio si vas con niños, como es mi caso”, apunta la zaragozana.

“Ayer cogí este mismo bus y se saltó la parada en Kasán. No sé si sería algo puntual o ya es definitivo. Espero que sea la primera opción”, comenta Laura H., una joven vecina de Tenor Fleta que “tres días a la semana” coge la línea 23 hasta el Actur, donde acude “a clases particulares”. “Pues a mí me viene fatal bajarme tan lejos de Kasán, la verdad. Encima, con el rodeo que hay que dar con las obras”, comenta la joven.

Esto es un caos horroroso. Cuando menos te lo esperas te cambian la parada y no queda otra más que fastidiarte. Precisamente han suprimido una de las más utilizadas. ¿Es que nadie tiene en cuenta lo que necesitamos los usuarios?”, se pregunta Ainhoa Noriega, que reside en el barrio zaragozano.

Una situación que desde el Ayuntamiento aseguran es “definitiva”. “Es un tema que ya se habló hace meses con la Asociación de Vecinos Kasán y que desde Los Tranvías de Zaragoza buzonearon, a modo de aviso, varios días antes de hacerse efectiva. Desde que se presentó el proyecto se sabía cómo iba a quedar ese punto”, explican fuentes municipales.

“Por otra parte, la parada de los buses que proceden del Puente de la Almozara -que son los de más uso, 20, 23, 42 y N2-, queda situada justo enfrente, en Valle de Broto. Escasamente hay 200 metros de distancia por el camino más largo posible. Las otras líneas -50 y 43-, quedan situadas antes y después de Kasán. Son las más alejadas, unos 400 metros, pero también las que menos usos tienen”, concluyen las mismas fuentes.

Etiquetas