Despliega el menú
Zaragoza

Tras los incidentes de Artieda

Gustavo Alcalde dice que la Guardia Civil trató de garantizar el trabajo de la CHE

El delegado del Gobierno ha reconocido que los ciudadanos tienen "todo el derecho a reivindicar sus posturas".

Los
El nuevo intento de expropiación de Artieda acaba con una decena de heridos
L. Z.

El delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, ha asegurado que el único objetivo de la presencia de la Guardia Civil en Artieda (Zaragoza) fue que los funcionarios de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) "pudieran realizar su cometido". 

De este modo ha respondido Alcalde a las críticas y peticiones de dimisión realizadas por diversos colectivos y partidos políticos tras la carga que los antidisturbios realizaron contra los vecinos de esta población que estaban concentrados en la carretera para impedir que se llevara a cabo la expropiación de terrenos para el recrecimiento de Yesa.

El delegado del Gobierno ha reconocido que los ciudadanos tienen "todo el derecho a reivindicar sus posturas", si bien ha agregado que, en ningún caso, "a impedir el cumplimiento de la ley" por parte de los funcionarios que ayer, por cuarta vez este año, se desplazaron a Artieda con motivo de las diferentes expropiaciones.

En este sentido, la delegación del Gobierno recuerda en un comunicado que el recrecimiento del pantano de Yesa es una obra "estratégica" para el desarrollo de Aragón y que, tras la decisión de recrecer el embalse, está la voluntad "muy mayoritaria de las Cortes aragonesas y de las Cortes generales".

A juicio de Alcalde, Yesa es la "expresión democrática de la inmensa mayoría de los aragoneses" y un grupo muy minoritario de personas "no puede impedir" la acción de la administración para llevar adelante la ejecución de esta obra".

Recuerda asimismo que funcionarios de la CHE se han desplazado a Artieda en cuatro ocasiones este año y que, en todas ellas, se ha impedido "con el uso de la fuerza", el desarrollo normalizado de sus funciones.

Con respecto a los hechos del miércoles, explica que el Centro Operativo de la Guardia Civil informó a las 10.00 de que alrededor de 150 personas se encontraban entre los kilómetros 2 y 3 de la carretera A-1601, justo antes de la entrada a la localidad de Artieda, al objeto de impedir el paso a los funcionarios de la CHE.

Según Alcalde, tras comunicar en reiteradas ocasiones a los concentrados que se retirasen de la vía y hacer caso omiso, se solicitó permiso a la autoridad gubernativa para hacer uso de la fuerza, "siendo ésta concedida".

Sobre las 10:25 horas componentes del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS) de Zaragoza procedieron a intervenir "tratando de abrir paso en la carretera" y resultando contusionados leves "tanto personal del GRS como manifestantes".

Al no conseguirse despejar la carretera el alcalde y el teniente de alcalde hablaron con la responsable de la CHE y el oficial jefe de la compañía y decidieron levantar acta a las 10:40 asumiendo con su firma el acto administrativo de la notificación de la expropiación y "evitándose más incidentes".

Posteriormente, dice la delegación de Gobierno, los funcionarios de la CHE se marcharon a las 10:45, quedando despejada la carretera sobre las 11:00 "sin otra novedad"

Etiquetas