Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Educación

Abren todos los comedores escolares, con menos alumnos

Los colegios de Zaragoza que inicialmente no pudieron abrir los comedores por falta de alumnos empezaron ayer, pero en algunos casos con una reducción de más del 50% respecto a 2011.

Este lunes ha comenzado la jornada completa en los colegios aragoneses y con ella han abierto todos los comedores escolares. El nuevo sistema de becas de comedor no incluía este curso los días de jornada continua de septiembre y junio. Eso hizo que cinco colegios de Zaragoza no pudieran abrir inicialmente el comedor por falta de alumnos: Ramiro Soláns, Santo Domingo, Luis Vives, Fernando el Católico y Andrés Manjón.

Esta semana entran en vigor las ayudas de comedor y los cinco centros han podido reabrir sus comedores, pero con un fuerte descenso de alumnos respecto al año pasado. El incremento del precio del comedor un 25% (el mes cuesta 96 euros) y la escasez de becas han reducido considerablemente el número de alumnos que utilizan el servicio de comedor respecto al año pasado. Se espera que a partir del 1 de octubre pueda aumentar ligeramente esta cifra.

En estos cinco colegios el descenso de alumnos en el comedor es especialmente significativo, en algunos casos de más del 50%. La gran mayoría de los usuarios de comedor de estos centros dependían de las becas y muchos se han quedado sin ellas (aun cumpliendo los requisitos).

En el Ramiro Soláns, 38 alumnos (25 con beca completa, 12 con media beca y 1 sin ayuda) se quedaron ayer al comedor, frente a los 103 del año pasado (todos con beca completa). "Para las familias ha sido un palo tremendo. Vemos situaciones económicas muy difíciles, de gente que necesita el comedor y no lo puede pagar", afirma la directora, Charo Blanco.

En el Andrés Manjón han empezado con 30 alumnos, un tercio de los que había el curso pasado. En el Fernando el Católico también hay 30 alumnos que comen en el colegio, todos becados (el año pasado eran el doble).Y en el Luis Vives han comenzado con unos 40.

En el colegio Santo Domingo tienen 64 alumnos apuntados al comedor: 38 con becas completas (el año pasado fueron 87) y el resto con medias becas. "Hay familias a las que se les ha concedido media beca y no pueden pagar el resto. Los que no abonen hay que darlos de baja", explica el director, Javier Sanz, que lamenta el recorte de una monitora y la reducción en el horario de la ayudante de cocina.

El "problema" de las medias becas

"En todos los comedores se va a ver un descenso general del número de alumnos. Pedimos que se amplíe el número de becas, como anunció la presidenta en el Debate del Estado de la Comunidad", señalan desde la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón (Fapar).

Fapar critica que la concesión de medias becas supone "un problema". "Hay muchas familias a las que se les ha concedido la ayuda del 50% pero no pueden pagar el resto porque viven al límite. Además, se obliga a las familias a pagar más de la mitad. Por ejemplo, en octubre, las familias con media beca deberán pagar 57 euros por niño", afirman desde Fapar.

Varias organizaciones (el Colegio Profesional de Trabajadores Sociales de Aragón, Fapar, sindicatos, asociaciones de vecinos y otros colectivos) han pedido a la Administración que no obligue a las familias a renunciar a la media beca si no pueden asumir el resto, mientras no se resuelvan los recursos que las familias están presentando.

Las entidades que están ayudando a las familias a elaborar los recursos ante la resolución definitiva de las becas han recogido ya en torno a un millar. Durante esta semana sigue abierto el plazo.

Etiquetas