Zaragoza

Fuerzas Armadas

Más de 1.300 militares se preparan en Zaragoza para una misión en Afganistán

Se encuentran desde hace varios días en el Centro Nacional de Adiestramiento de San Gregorio, preparando su viaje de seis meses a la zona de Herat y Qala i Naw.

Más de 1.300 militares procedentes de varias unidades españolas se encuentran desde hace varios días en el Centro Nacional de Adiestramiento de San Gregorio, en la provincia de Zaragoza, preparando su próxima misión, que se desarrollará en Afganistán y comenzará en el mes de noviembre.

Estos efectivos formarán parte de la XXXII Fuerza Española en Afganistán (ASPFOR), se integrarán en la Fuerza Internacional para la Asistencia de la Seguridad (ISAF) de la ONU y permanecerán en la zona -Herat y Qala i Naw- durante seis meses, dedicándose a tareas de seguridad militar, ayuda en la cooperación y desarrollo y apoyo en la línea de gobernabilidad.

Todos los integrantes del contingente llevan varios meses de entrenamiento específico para llevar a cabo la misión y su traslado a San Gregorio coincide con la última fase de esta preparación, varios días en los que se desarrollan ejercicios para mejorar su cohesión.

En una visita organizada, los medios han podido observar de primera mano la forma de actuar de la ASPFOR ante la recreación de un ataque combinado y las medidas que ha sido necesario adoptar para repeler esta supuesta agresión y minimizar los posibles daños sufridos.

En el ejercicio han participado decenas de militares, además de varios vehículos y dos helicópteros.

El contingente va a tener la oportunidad de desplegarse en la zona con una nueva arma, el mortero embarcado, un sistema pionero de la última tecnología que existe en los ejércitos mundiales y que proporciona una capacidad de fuego para responder a los ataques en un corto espacio de tiempo y con una gran precisión.

Así lo ha señalado a los periodistas el general José Antonio Alonso, de la Brilat "Galicia" VII, quien ha hecho hincapié en que los militares que se trasladan al país asiático son profesionales con mucha experiencia y que de media tienen tres misiones internacionales anteriores.

Por su parte, el coronel García González-Valerio -que estará al frente del contingente- ha valorado la buena preparación de los efectivos, después de llevar a cabo numerosos y "muy complejos" ejercicios que mejoran la capacidad de adaptación y de respuesta rápida de los militares, además de que se ve cuál es su reacción en situaciones de cansancio físico o estrés.

De los más de 1.300 militares que se han trasladado a San Gregorio, solo 800 formarán parte de la misión, y se trata de efectivos procedentes de varias unidades de la BRILAT "Galicia" VII, que están desplegadas en tres localidades: Pontevedra, Siero (Asturias) y Valladolid.

Entre ellos, el sentir más habitual es la impaciencia por trasladarse a la zona y comenzar a trabajar, conscientes de que se trata de una misión peligrosa en la cual todas las precauciones son pocas.

Y es que una de las principales amenazas para los militares en aquella zona son las acciones de hostigamiento o ataques con IED, (artefactos explosivos improvisados) por parte de la insurgencia, han indicado algunos mandos.

Etiquetas