Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Fiestas del Pilar

Los hosteleros denuncian el concurso de las barras del Pilar

Más de una decena de establecimientos han presentado un recurso contra el Ayuntamiento en el que denuncian irregularidades en los pliegos y piden la suspensión de su montaje.

Barras de la plaza del Pilar
Los hosteleros de la plaza del Pilar denuncian el concurso de las barras
A. A.

Los hosteleros de la plaza del Pilar han presentado este miércoles un recurso contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento de Zaragoza por supuestas irregularidades en los pliegos del concurso público de las barras que se instalarán en dicho espacio durante las Fiestas del Pilar y han solicitado la suspensión cautelar del montaje de las mismas.

Los empresarios, que ya advirtieron de que recurrirían la concurrencia, critican la falta de publicidad del concurso, el incumplimiento del plazo legal para este tipo de adjudicaciones y la escasa concreción de los pliegos, que no especifican algunas de las condiciones de la explotación de las barras.

De esta forma, los hosteleros que han impugnado el concurso consideran que no es suficiente con que las condiciones aparecieran sin más aviso en la página web del Ayuntamiento y no se publicitara la concurrencia. Además, consideran que la situación se agrava con el incumplimiento del plazo establecido para estos casos.

“Se colgaron el día 9 de julio de 2012, pese a que el plazo límite de presentación de ofertas era el día 20 de julio de 2012”, argumentan en la demanda, en la que consideran el plazo de 11 días “manifiestamente insuficiente para garantizar su difusión y la presentación de ofertas” y denuncian la actuación del Consistorio: “Salvo que se pretenda restringir la competencia, no se alcanza a entender las prisas del Ayuntamiento para adjudicar un concurso que tiene efectos para tres años, siendo innecesario plazo alguno de antelación para montar las barras objeto de licitación”.

Los empresarios de la plaza del Pilar también denuncian la “permeabilidad” de las condiciones de explotación de las barras, que dejan en el aire numerosos aspectos. “Cuando un hostelero se presenta a un concurso de estas características necesariamente tiene que conocer qué espacio podrá explotar y durante qué horario”, indican en el recurso, en el que critican que no se hayan fijado con antelación las normas.

“El propio condicionado del concurso deja en manos del Ayuntamiento de Zaragoza la posibilidad de que el negocio pueda ser o no rentable mediante la toma de decisiones posteriores a la adjudicación, lo que resulta absolutamente intolerable y contrario a las elementales reglas de la igualdad y la libre concurrencia”, alegan los demandantes, que también critican que el Consistorio obligue a los adjudicatarios a servir en las barras determinadas marcas de bebidas.

Unas fiestas polémicas

Este recurso de los hosteleros de la Plaza del Pilar ha llegado un solo día después de que el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Zaragoza haya desestimado la suspensión cautelar de Interpeñas que solicitó la Asociación Plataforma de Empresarios Hosteleros de Aragón (Apeha), que también consideraba que los pliegos de dicho concurso contenían numerosas irregularidades.

Finalmente, aunque el juez ha reconocido “elementos oscuros” en algunas de las decisiones del Ayuntamiento, no ha aceptado la suspensión cautelar del evento, aunque habrá que esperar a la sentencia para conocer la decisión final de la justicia.

Etiquetas