Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Sequía

El cauce del Jalón aparece seco a su paso por Ricla y Calatorao

La asociación Jalón Vivo y COAGRET arrementen contra la falta de vigilancia de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

La asociación Jalón Vivo y la Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Trasvases (COAGRET) han denunciado este miércoles la situación en la que se encuentra en este momento un tramo del río Jalón entre Ricla y Calatorao (Zaragoza), que transcurre seco en casi todo el trazado.

"Es una situación que suele ocurrir otros años", ha afirmado Paco Bernal, presidente de Jalón Vivo, debido a la "sequía considerable" que atraviesa la comunidad y que afecta también a alguno de los afluentes del Jalón como el Aranda y el Isuela, afluente del último.

El embalse de la Tranquera en el río Piedra, unos 90 kilómetros de Ricla río arriba, regula en parte el Jalón, pero roza en este momento el 14% de capacidad, según la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), una cifra muy inferior a la misma semana de 2011, cuando casi alcanzaba el 48%.

Según las mismas fuentes, en este momento el embalse "suelta 150 litros de agua por segundo" destinada "única exclusivamente a mantener el río" aguas abajo, una cantidad que ha variado mucho tras terminar el pasado 27 de agosto la campaña de riego, puesto que dependiendo del periodo el embalse regula la medida adecuada.

No obstante, Bernal ha asegurado que en Morata el río lleva agua, pero que como las acequias se multiplican en Ricla y Calatorao, "derivan la poca agua que llega", a pesar de que el embalse esté abierto.

Por ello, Bernal ha arremetido contra la Confederación porque, en su opinión y en la de COAGRET, "incumple el régimen de caudales ambientales" y la obligación que marca la Directiva Marco del Agua respecto de alcanzar el buen estado ecológico de las masas de agua, lo que puede producir graves afecciones para la fauna y la flora del hábitat perjudicado: "Son malas costumbres -ha opinado Bernal- pero si la CHE no lleva a cabo el servicio de guardería estipulado, se produce un atentado ecológico como este".

Por su parte, fuentes de la Confederación, han explicado que también existe un hábitat en los embalses que hay que proteger, además de que el del Jalón no es un caso aislado y que, sin la existencia de la Tranquera, podría ser que estuviera seco todo su trazado, no solo una parte.

Las causas, según las mismas fuentes, podrían deberse a la propia sequía generalizada o a la existencia de un acuífero que, en condiciones normales aportaría al río, pero en este momento puede absorber el agua en esa zona, además de que también podría existir algún escape ilegal más allá de las concesiones, caso del que no han tenido queja hasta el momento. 

Etiquetas