Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Unas 1.500 personas asisten a la reinauguración de K-Tuin

La fila de asistentes doblaba la calle Cinco de Marzo, donde algunos han hecho cola desde las 4.00. La espera de los diez primeros ha sido premiada con un iPod.

Unas 1.500 personas hacían fila en la calle Cinco de Marzo.
Unas 1.500 personas asisten a la reinauguración de la tienda de Apple
P. B. P.

Cerca de 2.000 personas hacían fila esta tarde para conocer el resultado de la quinta reinauguración de la tienda aragonesa Apple Premium Reseller K-Tuin, en la calle Cinco de Marzo de Zaragoza.

Andrés Martín y Manuel Morcillo, los primeros en llegar al lugar, llevaban esperando "desde las 4.00 de la madrugada" para poder renovar su iPod. "Es importante que hagan estas cosas porque, en mi caso, igual tengo que ahorrar dos años para comprármelo y si te dan una oportunidad así la aprovechas", confiesa Manuel emocionado con su regalo. "Nos hemos hecho la foto y la hemos subido a Twitter nada más llegar para tener pruebas de que estábamos aquí a esa hora porque en las redes sociales se decía que el primero había llegado a las 8.00", aclara Andrés ofendido.

La larga espera de los diez primeros asistentes ha sido premiada con un iPod, valorado en 46 euros. María Jesús Aragoncillo, la única mujer que ha conseguido situarse entre los diez primeros, ha sido una de las más afortunadas de la fila, ya que además de hacerse con un iPod ha conseguido también un descuento de 20 euros sorteado esta misma tarde. "Estoy muy contenta de vivir esta experiencia. Nos han tratado muy bien, con galletas, pinchos y de todo" dice ilusionada. En su caso, llevaba haciendo fila desde las 7.40 para poder cosneguir el anunciado iPod, un regalo para su sobrino Alberto. "Se enteró él, pero he venido yo porque estaba fuera y ha llegado hace poco. Aunque ya me ha dicho que, como es muy caro, se lo guarde de regalo de Navidad", cuenta con una sonrisa.

Más accesorios que nunca

Esta es la quinta reinauguración que llevan a cabo los distribuidores de Apple en Zaragoza, aunque como K Tuin -indican- "llevamos desde el año 92". En la calle Cinco de Marzo cumplen ya 3 años tras abandonar sus establecimientos en Luis Vives y Menández Pelayo. "Hoy por hoy somos el referente de la venta de Apple en Zaragoza y eso se refleja en la fila de 500 personas que estaban ya esperando a las cinco de la tarde", comenta Fran Fuentes, encargado de la tienda. Al final de la jornada esperan reunir a más de 2.000 personas, cifra que -según indican- alcanzan en todas sus aperturas.

Desde este martes la tienda lucirá una estética completamente diferente a la mostrada hasta ahora, con más metros lineales de accesorios y más producto para exhibir al cliente. El objetivo -sostiene Fran- es que la gente vea que se va dando importancia a que el cliente pueda tocar los productos. "Antiguamente te enseñaban un ordenador en un catálogo y eso era todo. Apple es lo contrario; quiere que lo toques antes de llevártelo, que cuando lo compres sepas ya cómo funciona", añade.

Según señala, la exigencia de cambio viene del otro lado del charco y se está llevando a cabo en todos los establecimientos de la compañía. "Anteriormente teníamos los productos al final y ahora Apple nos los hace tener al principio. Ellos deciden cómo tienes que instalar los ordenadores y te miden hasta la distancia. Han venido desde Alemania a montar los muebles. Está todo parametrizado y calculado al milímetro", explica Fran.

En la actualidad cuentan con 9 tiendas en toda España, aunque "como empresa aragonesa -indican- la central la tenemos aquí en Zaragoza". Este último año han abierto una nueva en Andorra y han reubicado también la de Barcelona, pero su filosofía -dicen- sigue siendo fiel a su mentor, Steve Jobs. "Él dejó un camino hecho y no ha habido ningún cambio respecto a eso en ningun momento. Mañana ya va a haber una nueva presentación y esperamos que Apple siga en esa línea; que cada 'x' tiempo se invente algo que a la gente le sorprenda y, sobre todo, que el producto sea vital para el cliente y fácil de usar", concluye Fran.

Etiquetas