Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Movilidad urbana

Más plazas de aparcamiento para motos en Zaragoza

Durante las últimas semanas se han creado más de 300 plazas para estos vehículos en las zonas de mayor demanda. Zaragoza cuenta con unas 2.000 para más de 45.000 ciclomotores y motocicletas.

Nuevas plazas de aparcamiento para motos, en Juan Pablo II
El Ayuntamiento establece nuevas zonas de aparcamiento para motos

La expansión de las motos por Zaragoza no solo ha multiplicado la presencia de estos vehículos sobre la calzada, sino que también ha saturado los aparcamientos específicos para ciclomotores y motocicletas repartidos por toda la ciudad. Una situación de la que es consciente el Ayuntamiento, que durante las últimas semanas ha establecido varios espacios destinados al estacionamiento de motos en diferentes zonas de la ciudad.

Según fuentes municipales, se han creado más de 300 nuevas plazas que amplían la oferta existente, que hasta esta nueva expansión rondaba las 1.800 y ahora superaría los 2.000 aparcamientos para motos. Una cifra que se ha multiplicado por siete desde 2008, cuando solo había 300 espacios para estos vehículos, pero que sigue pareciendo insuficiente para los más de 45.000 ciclomotores y motocicletas censados en el padrón municipal de vehículos, 15.000 más que hace una década.

Una carencia de plazas que obliga a muchos usuarios de este medio de transporte a aparcar en las aceras, una práctica permitida por la ordenanza siempre y cuando no existan espacios destinados a este fin y se cumplan una serie de requisitos. “Las motocicletas y ciclomotores podrán estacionar encima de las aceras de más de tres metros de anchura a una distancia de cincuenta centímetros de la calzada. La distancia longitudinal mínima entre dos vehículos de este tipo, estacionados en la forma que se cita, será de dos metros”, reza la norma municipal.

Saturación en las aceras más céntricas

Aunque la ordenanza es bastante permisiva  con el estacionamiento en las aceras y no suelen producirse demasiados problemas derivados del incorrecto estacionamiento de ciclomotores, los usuarios de estos vehículos no siempre cumplen estos preceptos. En algunas zonas de Zaragoza, sobre todo en las más céntricas, es frecuente encontrar largas filas de motos que no respetan las distancias establecidas en la norma o que se encuentran aparcadas en lugares indebidos, en los que incluso entorpecen la circulación de los peatones.

Una situación que quieren evitar desde el servicio de Movilidad del Ayuntamiento, cuyos responsables se han propuesto aprovechar los espacios disponibles para ampliar la oferta de aparcamientos para vehículos de dos ruedas. “La idea es aprovechar las aceras amplias para delimitar espacios de estacionamiento, así como las zonas de calzada situadas en cruces de escasa visibilidad en los que las motos no obstruyen tanto como un coche o una furgoneta”, indican fuentes municipales.

Plazas en las zonas con mayor demanda

“Estamos intentando crear nuevas plazas por toda la ciudad, sobre todo en los puntos en los que se ha detectado mayor saturación de motos”, explican desde el Consitorio. Por ejemplo, se han pintado nuevas plazas junto al hospital Miguel Servet, un lugar de alta demanda, o en la calle Juan Pablo II, junto al Servicio Provincial de Educación.

"Siempre que hay plazas en el aparcamiento intento dejar la moto allí para evitar cualquier problema. Hasta ahora la dejaba en la acera, pero era más fácil que pudiera molestar a los peatones o que alguien la volcara", explica Mario Bernal, un zaragozano que suele aparcar en la zona de La Romareda. "Es verdad que en muchas ocasiones todas las plazas están ocupadas y es imposible aparcar, sobre todo en el centro, pero también hay veces en los que hay espacios libres y la gente sigue aparcando en la acera por no andar 50 metros", critica Sandra Julián, otra usuaria habitual de este medio de transporte.

Etiquetas