Zaragoza

Incendio junto al Moncayo

Los vecinos de Talamantes regresan a sus casas tras tres días desalojados

El fuego está estabilizado aunque no extinguido debido a la presencia de ascuas sobre el terreno. Tras una noche tranquila las labores se centran en refrescar el terreno.

Superficie calcinada por el fuego en Talamantes
Superficie calcinada por el fuego en Talamantes
ASIER ALCORTA

Las cuadrillas del operativo de extinción trabajan para mantener estabilizado el incendio que ha arrasado 3.500 hectáreas desde el lunes pasado en la zona del Moncayo (Zaragoza) y evitar que las brasas originen nuevos brotes de las llamas. 

Fuentes del Gobierno aragonés han explicado que el fuego está estabilizado después de tres días de intensa lucha contra las llamas del amplio contingente humano desplegado en la zona, aunque no extinguido ni controlado debido a la presencia de ascuas sobre el terreno afectado, que podrían originar nuevos focos.

Además, tras el último informe oficial emitido sobre las 9.30, las autoridades han permitido a los cerca de 50 vecinos de Talamantes desalojados el pasado lunes, por la cercanía de las llamas, regresar a sus hogares.

En la zona afectada trabajan desde primeras horas de la mañana una decena de cuadrillas terrestres -el doble de las utilizadas durante la pasada noche para refrescar el terreno afectado- para arrojar agua sobre las brasas.

La ausencia de llamas en la zona del incendio ha llevado a los responsables del operativo a centrar todo el trabajo en la labor de las cuadrillas terrestres y a reducir al mínimo la presencia de medios aéreos.  

La caída de las temperaturas favoreció este miércoles la tarea de los equipos de extinción, que pudieron a lo largo de la jornada sofocar las llamas y estabilizar la zona afectada.

Los responsables del operativo no autorizaron, sin embargo, volver a sus casas al medio centenar de vecinos del núcleo de Talamantes que solo pudieron regresar para recoger necesidades básicas.

Mientras tanto, las cuadrillas terrestres continúan refrescando el terreno para tratar de apagar las brasas y evitar que el viento pueda avivar las llamas, un proceso que, según las fuentes referidas, se podría prolongar de 2 a 4 días.

La estabilización del incendio se ha producido tras calcinar 3.500 hectáreas de superficie, sobre todo pasto y matorral aunque también una zona de pinar y encinar.

Del total de hectáreas afectadas, alrededor de 300 corresponden a una zona arbolada situada en el interior del parque natural del Moncayo.

Así, y a la espera de conocer la evaluación definitiva, los datos provisionales indican que el fuego ha calcinado en su mayor parte pasto y matorral (70 por ciento) y en menor medida (un 30 por ciento) superficie arbolada, fundamentalmente pinar y encinar.

El perímetro del fuego ha alcanzado los 40 kilómetros y el punto de inicio se encuentra en el término municipal de Calcena, aunque por el momento se desconocen las causas del origen de las llamas. 

Etiquetas