Despliega el menú
Zaragoza

Barrios

La Paz pide mejoras en un parque infantil de la calle de Marien de Marguan

Dos paradas de autobús, paralelas y a escasos metros de la zona de niños, y la falta de fuentes son los problemas más importantes para los usuarios.

La razón por la que las vallas que rodean el área de ocio infantil ubicada entre las calles de Marien de Marguan y Soleimán no completan el perímetro que ocupa la zona de juegos es una de las cuestiones que los vecinos del barrio de La Paz llevan meses preguntándose. Una situación que, para ellos, “resulta necesario solucionar”, puesto que justo en uno de los laterales del parque y a escasos metros del mismo, se encuentra el principio y final del autobús 23, que además coincide con una parada de la línea 31, dirección hacia Puerto Venecia.

“Los buses, generalmente porque hay pequeñas excepciones, no paran sus motores mientras esperan, con la consiguiente emisión de gases. Además, los niños, al no estar completamente cerrada la zona de columpios, tienen un acceso demasiado fácil hacia la calle y las paradas”, comenta Raquel Pérez, vecina de la calle Marien de Marguan.

Opinión compartida por Lourdes Campillo, que también reside en La Paz. “Hay veces que entre el 23, que suelen ser vehículos dobles, y el 31 que también tiene parada aquí, la fila de autobuses es tremenda y ocupan totalmente uno de los lados del parque. ¿Es que no hay otro sitio, más alejado, para poner esa terminal?”, se pregunta la zaragozana. “Es algo muy comentado en el propio parque, mientras estás con los niños. Y es normal, porque si se tratara de algo que ocurre tan solo alguna vez al día… Pero es que pasa cada diez o quince minutos y la distancia a la que paran los autobuses es tan mínima con respecto al lugar donde están los pequeños, que la verdad, podrían haberlo tenido en cuenta antes de hacerlo”, comenta otro usuario del parque, que prefiere no decir su nombre.

“Por aquí somos muchas las parejas que tenemos niños pequeños. En mi caso, prefiero ir a otra zona de juegos infantiles que hay aquí al lado, más alejada de donde vivo, pero que está mejor acondicionada”, explica Víctor Rodríguez, vecino de La Paz.

Y es que a la cercanía de las paradas de autobús se une la carencia de fuentes de agua potable. “No hay ni una”, asegura Raquel Pérez, usuaria habitual del parque.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Zaragoza, explican que esta zona “no es un parque al uso. Se trata de un espacio ajardinado que se habilitó junto a un aparcamiento, un centro de salud y las paradas del bus y en el que, para su creación, intervinieron muchos servicios, entre ellos la junta de distrito”, aseguran fuentes municipales. “El objetivo fue mejorar esa franja de terreno y poner unos juegos para hacer más cómoda la espera, para acceder a las instalaciones sanitarias o para coger el autobús”, continúan las mismas fuentes.

“Además, se insistió desde Parques y Jardines para que se vallará la parte de los juegos infantiles. Como no es parque tampoco hay fuentes, ya que eso obligaría a hacer inversiones para conectar a la red”, concluyen desde el Consistorio.

Etiquetas