Zaragoza

Sáhara

El activista zaragozano ve "mala fe" en la evacuación

Para Francisco Palacios lo que ahora debería hacer el Gobierno de Rajoy es estimular el proceso de autodeterminación de los territorios ocupados.

Francisco Palaios, profesor de Derecho en la Universidad de Zaragoza
TONI GALAN/EFE

El activista aragonés Francisco Palacios ha considerado que detrás de la decisión del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, de evacuar a cooperantes de campamentos saharauis puede haber "mala fe", "ignorancia" o intención de beneficiar a alguna de las partes del conflicto.

Así lo ha indicado Palacios en una rueda de prensa en Zaragoza en la que ha explicado la expedición organizada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sahara) a los campamentos de refugiados de Tinduf (Argelia), después de que Exteriores evacuara a los cooperantes el pasado 28 de julio.

El ministerio aseguró en aquel momento que tomaba esa decisión tras haber recibido información, "por diversas fuentes, de la existencia de un riesgo cierto de inminente secuestro" de voluntarios.

Francisco Palacios, participante en dicha expedición, ha criticado la actitud del ministro y la forma en que gestionó la situación, ya que, a su juicio, antes de convocar una rueda de prensa debería haberse puesto en contacto con los propios cooperantes y con las autoridades de la zona para que intentaran capturar a los responsables de los supuestos secuestros.

Por ello, ha considerado que detrás de esas decisiones puede haber "mala fe", "ignorancia de sus funciones" o una intención de "debilitar o desprestigiar a una parte del conflicto, que es el Frente Polisario" al tiempo que "fortalece al enemigo, que es Marruecos".

Palacios le ha pedido al ministro que antes de los "inminentes secuestros a cooperantes" debería preocuparse de los "secuestros, torturas, vejaciones y juicios militares" a los que está sometido el pueblo saharaui desde hace casi cuarenta años.

Respecto a la situación de los campamentos de refugiados, ha insistido en que son seguros y prueba de ello es que la ONU no evacuó al personal que tiene desplazado en la zona, unos 23 cooperantes que trabajan para la Minurso, Acnur y el Programa Mundial de Alimentos, al tiempo que ha recordado que en 37 años no se ha producido ningún problema grave de orden público.

El también profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Zaragoza ha explicado que viajaron con tranquilidad por la zona, visitaron varias provincias, se reunieron con ministros e incluso cenaron y presenciaron un concierto en una zona de dunas, en pleno desierto, "con total tranquilidad".

Ha querido dejar claro este activista que la marcha de los cooperantes dejaría en una situación muy difícil al pueblo saharaui y ha lamentado que desde Exteriores se pida a estos que hagan su labor desde Argel, cuando difícilmente un médico puede ayudar o curar en la distancia.

Palacios se ha preguntado por qué el ministro solo alertó del riesgo de secuestro en los campamentos y no en las demás zonas del Sahel, como Mauritania, Malí o Libia, donde también hay cooperantes y son países mucho más desestabilizados.

A su juicio, lo que ahora debería hacer el Gobierno de Mariano Rajoy es activar y estimular la puesta en marcha del proceso de autodeterminación de los territorios ocupados.

Etiquetas