Zaragoza

Zaragoza

El 36,4% de los pasos de cebra de Las Delicias no son accesibles

El popular barrio es el que presenta los cruces peor habilitados para las personas con movilidad reducida.

El 36,4% de los pasos de cebra de Las Delicias no son accesibles
J. M. M.

En ocasiones, unos escasos centímetros de bordillo en un paso de peatones pueden convertirse en un obstáculo infranqueable para aquellas personas con movilidad reducida. En Zaragoza, el 24,6% de los cruces son poco accesibles, según se desprende de un estudio de Disminuidos Físicos de Aragón (DFA).

De los ocho barrios estudiados hasta el momento, Las Delicias es el que tiene los cruces peor habilitados para quienes deben moverse en silla de ruedas. Del total de pasos del distrito (640), hasta 233 se encuentran fuera de la categoría de 'accesible', lo que supone un 36,4%.

De este modo, el popular barrio -que hasta ahora no había sido escudriñado- desbanca al centro de la ciudad como distrito menos accesible. En este sector de la capital aragonesa, el 34,56% de los cruces presentan alguna traba.

Dentro de los 640 pasos de cebra de Las Delicias debe diferenciarse entre los 99 que son mínimamente practicables (15,46%), en los que una persona en silla de ruedas puede atravesarlos solo con la ayuda de otra; y los 134 nulos (20,93%), que no están rebajados, no son suficientemente anchos o presentan algún obstáculo que impide el paso, como una farola o el alcorque de un árbol.

El resto de distritos que ya han sido objeto de estudio presentan resultados cercanos a la media de la ciudad. El tercero peor parado es Santa Isabel (29,38% de cruces no accesibles), seguido del Arrabal (27,94%), Casablanca (19,14%), Las Fuentes (17,85%) y San José (15,03%). A la espera de que concluya el análisis en las cinco circunscripciones restantes, las conclusiones en la asociación son positivas, si bien aún resta trabajo por hacer.

Curiosamente, el sector más cómodo de la ciudad, según la fundación, es el Casco Histórico. Apenas el 12,32% de sus 292 cruces no son practicables.

Estos porcentajes se extran del proyecto CAS Itinerante, que engloba, entre otras acciones, los análisis de la accesibilidad de la ciudad y la sensibilización en diferentes centros educativos.

Problemas en el bus

Un reciente informe de la revista Eroski Consumer desvela que viajar en autobús en Zaragoza resulta algo complicado para las personas con movilidad reducida. Mientras los vehículos cuentan con plataforma elevadora o rampa y la puerta de entrada es lo suficientemente ancha, una vez dentro no hay pasamanos -aunque sí una zona adaptada para personas en silla de ruedas con sistema de anclaje, cinturón de seguridad y pulsador de llamada a una altura accesible-.

Sin embargo, señala el informe, la máquina canceladora se encuentra "lo suficientemente lejana" como para que una persona en silla de ruedas no pueda validar el billete.

Según explica este informe, elaborado tras la experiencia de una persona en silla de ruedas, el conductor no estuvo pendiente del disminuido ni tampoco de su acompañante, ya que "no esperó y arrancó el autobús antes de que la persona en silla de ruedas estuviese completamente ubicada y bien fijada".

Etiquetas