Zaragoza

Fauna

El Parque Grande registra casos ornitológicos "extraordinarios"

La oenegé SEO/BirdLife ha avistado tres aves poco comunes en el pulmón de la ciudad. Además, se ha 'rescatado' por primera vez un ave anillada en Zaragoza.

Zarcero icterino
Detectan varios casos ornitológicos "extraordinarios" en el Parque Grande
JUAN VARELA

El ir y venir de las aves en Zaragoza es parecido al de otras grandes ciudades, con sus movimientos sistemáticos... y sus casos extraordinarios. En los últimos tiempos, la oenegé ornitológica SEO/BirdLife, que escudriña sin descanso los cielos de todo el mundo, ha detectado cuatro de estos últimos en las inmediaciones del Parque Grande José Antonio Labordeta.

El primer protagonista de esta peculiar cadena casuística es un ejemplar de la especie 'mito', que rara vez se reproduce fuera de zonas de montaña. Durante 2007 se capturó una pareja en el entorno de las obras de la Expo, algo ya de por sí complejo de ver. Años después, un miembro de este dueto alado ha sido recuperado -apresado momentaneamente tras una anillación previa- en el Parque Grande de la ciudad. "Esto es algo excepcional", asegura Luis Tirado, delegado en Aragón de SEO. Esta situación demuestra "la importancia de los árboles singulares y que la ciudad entera forma parte de un ecosistema en su conjunto".

"Prácticamente imposible" de ver en estas latitudes es el 'zarcero icterino'. Solo prácticamente, porque también fue recuperado hace escasas fechas en el céntrico parque. Esta especie utiliza los árboles del norte de Europa para reproducirse mientras a España solo se acerca durante la época fría del año, aunque siempre -casi siempre, según lo demostrado por la oenegé- a la costa levantina.

El tercer caso excepcional está representado por el petirrojo, un ave habitual durante el invierno en los parques de la ciudad pero que sube a zonas de alta montaña en la época de apareamiento. Sin embargo, los expertos ornitólogos de la capital aragonesa han constatado la aparición de una señal en el pecho de una hembra y de un macho -especialmente marcada en la primera- de esta especie, señal inequívoca de que han estado incubando a orillas del Canal Imperial.

El último suceso "fuera de lo común" no ha sido detectado en el paseo de los Bearneses ni en las inmediaciones del Rincón de Goya, sino en la localidad francesa de Villeneuve-D'Allier, a unos 522 kilómetros del espacio donde la onegé SEO/BirdLife realiza las labores de anillamiento.

En este municipio del departamento de Haute-Loire se capturó una 'curruca capirotada' anillada en 2007. Se trata del primer pájaro zaragozano que se 'rescata' en otra parte del mundo. "Es algo extraordinario. La teoría dice que por cada 1.000 pájaros anillados apenas se recupera uno. En el Parque Grande llevamos 1.004 anillamientos, por lo que la norma se ha cumplido de una forma prácticamente exacta".

Estos cuatro casos suponen, en palabras de la asociación animalista, "un claro indicador del buen estado de salud" de la principal zona verde de la capital aragonesa y de que "el Ayuntamiento debe entender la ciudad entera como un pulmón".

Parque del Agua

Harina de otro costal son las condiciones del Parque del Agua. "Lo que había antes en ese espacio era una zona agrícola, y no se han tomado las medidas suficientes para mantener la fauna. Se esperaba que llegaran nuevas especies, pero no ha sido así", subraya el delegado de la organización en Aragón.

"Esto se debe -añade- a que el ecosistema es muy joven, y a que han faltado medidas para mejorar el habitat, como plantar arbustos con fruto o hacer una mejor distribución de las parcelas".

Etiquetas