Zaragoza

1.500 familias afectadas

El Ayuntamiento de Zaragoza aumenta un 40% el precio del alquiler de las viviendas sociales

La Plataforma Solidaria Actur-Parque Goya denuncia esta medida tras la retirada de una subvención de la DGA. A muchos inquilinos les piden 400 euros, que no pueden pagar.

Vecinos de las viviendas sociales de Pedro Saputo, en el Actur
"Vamos a volver al chabolismo otra vez"
P.F.

El mes pasado llegó una carta a casa de Emilio Giménez y Noelia Azor, vecinos de las viviendas sociales del Ayuntamiento en la calle Pedro Saputo, en el Actur. "Nos decían que el alquiler pasaba de 250 a 420 euros. A los que menos tenemos, nos quitan más. Es una vergüenza", afirma indignado Emilio, de 30 años, que lleva casi tres en el paro. Noelia es peluquera y cobra 800 euros. Tienen dos hijos.

Unas 1.500 familias que viven en pisos sociales de alquiler del Ayuntamiento han recibido cartas similares en las últimas semanas. Hasta el año pasado, la DGA subvencionaba en parte estos alquileres para familias con pocos recursos, que pagaban unos 150 euros de media al mes. La DGA dejó de pagar su parte a finales de 2011 y el Ayuntamiento asumió esa subvención hasta el mes pasado. Ahora, también se ha acabado la partida presupuestaria y han subido el recibo del alquiler a los inquilinos. El incremento de media es del 40%, según afirma el Ayuntamiento, aunque en algunos casos el alquiler casi se ha duplicado.

A Pedro Giménez, viudo de 63 años que vive con sus dos hijos, le han subido el alquiler de 248 a más de 400. "No sé cómo vamos a poder pagarlo. Me dio un infarto y no trabajo, aún no tengo pensión. Mis hijos trabajan en el rastro, pero cada vez ganan menos", afirma este vecino.

La Plataforma Solidaria Actur-Parque Goya reclama que continúen las ayudas y se mantengan los mismos alquileres de antes. "Son familias con pocos recursos y riesgo de exclusión. Por eso las viviendas deben tener precios sociales", afirma Julio Murillo, miembro de la Plataforma y presidente de la Asociación de vecinos Puente de Santiago. La Plataforma ha convocado una asamblea de afectados este jueves a las 19.30 en la sede de la asociación de vecinos, en la calle de Margarita Xirgú, 2.

El Ayuntamiento tiene unos 2.000 pisos de alquiler en la ciudad, de los que 1.500 están subvencionados para familias con pocos recursos. La mayoría de estos pisos están en el barrio del Actur. Uno de los requisitos para acceder a ellos era tener un mínimo de ingresos. Pero la crisis ha afectado duramente a estas familias. Muchos han perdido sus trabajos y están agotando las prestaciones sociales.

"Yo hace cuatro meses que no pago porque no me llega. Antes pagábamos 217 euros. Vivimos mi mujer, yo y mis tres hijos. Ninguno trabaja. No tenemos ninguna pensión. Solo sacamos algo de dinero con la chatarra", cuenta José Hernández, de 56 años, que lleva 10 viviendo en los pisos sociales de Pedro Saputo.

"Vamos a volver al chabolismo otra vez. No podemos pagar estos alquileres", afirma Alfredo Giménez, de 42 años, que vive con su mujer, Argentina Giménez, de 45, y sus cinco hijos. Muchos de estos inquilinos vivieron hace años en asentamientos chabolistas de la ciudad. Las viviendas sociales fueron una ayuda fundamental para su integración.

Alfredo y Argentina llevan 14 años en este bloque. Él lleva casi tres años en el paro, antes era carretillero. A ellos solo les han subido el alquiler un 10%. "Para ellos es poco, pero para mí es mucho. En septiembre llevaré a los chicos al colegio sin libros, no los podemos pagar", señala la mujer.

Desde el Ayuntamiento explican que conceden unas ayudas al alquiler para las familias que no alcancen el 1,5 del IPREM (fijado en 6.390 euros en 2011).

Etiquetas