Zaragoza

Reacciones a los ajustes de Rajoy

Viernes de movilizaciones contra el ajuste en Zaragoza

Tras las protestas de cientos de funcionarios por la mañana en varios puntos de la ciudad, unas 400 personas se manifestaron por la tarde a las puertas de la Delegación del Gobierno.

Continúan las movilizaciones contra los recortes
ALICIA ABRIL

Unas 400 personas se reunieron este viernes a las 19.00 ante la sede de la Delegación del Gobierno de Zaragoza, en la plaza del Pilar para continuar con las protestas por las medidas de ajuste anunciadas por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Representantes del movimiento 15MStop Desahucios o Marea Verde, además de ciudadanos de todas las edades se concentraron ante la Delegación para protestar por los ajustes que consideran "un robo" y un "atentado contra la democracia".

Entre banderas, pitos y pancartas con lemas como: "Tanto chorizo es malo para la salud", "Por los recortes, Gobierno dimisión", se alzaron voces cada vez más críticas al grito de: "No estamos indignados, estamos cabreados" o "A mí también me roban".

Esta manifestación siguió la línea de las protestas iniciadas el pasado miércoles, tras el anuncio del presidente, y las concentraciones de funcionarios de este mismo viernes.

Los funcionarios se suman a las protestas

La mañana de este viernes se inició con una serie de concentraciones de funcionarios de distintas administraciones en la capital aragonesa.

Por un lado los trabajadores del Ayuntamiento, vestidos de negro se concentraron en la plaza del Pilar para mostrar su descontento por la eliminación de su paga extra en Navidad y la reducción de sus días de libre disposición, asegurando: "Estamos de luto por la función pública y muy enfadados".

A las 11.00 los trabajadores de la administración provincial salieron también a la calle, obligando a cortar el tráfico en el paseo de María Agustín. A estos se sumaron los de la sanidad pública, con concentraciones a las puertas de distintos hospitales zaragozanos, con el lema: "La salud no se vende".

También los empleados de la Universidad de Zaragoza y del hospital Clínico Universitario cortaron distintas vías céntricas de la capital aragonesa. Vestidos con batas blancas los sanitarios cortaron la avenida de San Juan Bosco a la altura del Hospital Clínico, mientras que el colectivo universitario bloqueó la plaza de San Francisco.

Otras puntos de concentración

A la misma hora, también se llevaron a cabo concentraciones en la puerta del Paraninfo, en la sede del Gobierno de Aragón, ante la Confederación Hidrográfica del Ebro y diferentes organismos públicos.

Todos coinciden en que son el sector “más fácil de atacar” por el Gobierno y por la sociedad, pero la gente tiene que entender que ellos "también son ciudadanos y muchos, mileuristas”.

Etiquetas