Zaragoza

Zaragoza

Bolsas para regar en el Actur

Los ejemplares que han quedado dentro del vallado con motivo de las obras del tranvía se riegan por goteo con grandes bolsas de agua.

Bolsas para regar en el Actur
T. M.

Un curioso sistema de riego de los árboles que han quedado dentro de la zona de obras del tranvía ha despertado la curiosidad de los vecinos del Actur. Y es que el calor sofocante de las últimas semanas y la sequía padecida durante el pasado otoño ha supuesto la creación de nuevas alternativas de riego para evitar que los ejemplares de la zona sufrieran las consecuencias. Una situación que, por su parte, la junta de distrito del barrio ya puso, el pasado mes de mayo, en conocimiento del Ayuntamiento, ante el peligro que corrían algunos ejemplares si no se tomaba “medidas de urgencia”.

Y es que se trata de un novedoso riego por goteo que consiste en agujerar unas grandes bolsas que se encuentran colgadas en los árboles para que el agua vaya cayendo de manera constante. “Aunque puede parecer curioso, es un sistema común, que permite que los ejemplares cuenten con humedad en todo momento”, dicen desde Los Tranvías de Zaragoza.

“Este sistema se ha adoptado por indicación del Área de Parques y Jardines, que determinó que estas bolsas se llenaran al menos dos veces por semana. En el ámbito de obra, un equipo de jardinería formado por seis personas se ocupa, entre otros cometidos, de rellenar estas bolsas de agua mediante mangueras, tres e incluso cuatro veces semanales. El hecho de que los depósitos administren el agua lentamente permite, por un lado, evitar el exceso de agua y, por otro, que la humedad no se evapore con el calor y por tanto se mantenga constante”, cuentan las mismas fuentes.

“La verdad es que llama la atención ver esos sacos colgados y comprobar cómo va cayendo el agua. Los primeros días incluso me paraba, si tenía tiempo, porque me parecía muy curioso”, cuenta Julia Arnedo, vecina del Actur. “Yo no vivo por aquí, pero un familiar mío que reside en Gómez de Avellaneda me lo había comentado. Está bien que piensen alternativas para evitar que los árboles se pierdan”, dice el zaragozano Juan Pinilla.

“Habían cubierto muy bien los troncos para evitar que sufrieran daños, pero faltaba algo así. Parece un sistema un poco rudimentario, pero si han decidido hacerlo de esta manera será porque las alternativas de riego con las calles levantadas son mínimas”, comenta Andrés C. “Es gracioso, ¿no? A mí, los primeros días, me llamaba la atención ver esas enormes bolsas colgadas de los árboles. No me podía ni imaginar que servirían para regarlos. Está muy bien que lo hagan porque muchos ejemplares, entre la sequía y las obras, no hubieran resistido tanto tiempo”, dice Raquel Aznar, vecina del barrio. “El arbolado es una parte muy importante del Actur y se merece todo tipo de cuidados”, concluye la zaragozana.

Etiquetas