Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Desahucios

Subastan una vivienda a la que le había concedido la dación en pago

Mohamed había sido el primer afectado en Aragón que alcanzaba esta solución pero esta mañana la entidad se queda su casa.

Cacerolada este martes para impedir la subasta de la vivienda
desahucio
EFE

“Nos sentimos engañados. Todo ha sido una mentira”. Estas palabras resumían este martes el sentimiento de impotencia de alguien que va a perder su vivienda, después de que el banco aceptase concederle la dación en pago. Es el caso de Mohamed y Karima, un matrimonio marroquí que tiene una hija de dos años, y al que este miércoles le subastan su casa.

Lo que se iba a convertir en el primer caso de dación en pago en Aragón beneficiado por el 'código de buenas prácticas' aprobado por el Gobierno de España, según la plataforma Stop Desahucios Zaragoza, se ha transformado en el preámbulo de una historia ya conocida en la comunidad. Una familia, la compra de una vivienda, la desgracia del desempleo y una hipoteca imposible de pagar. Como resultado: un desahucio que deja una deuda difícilmente liquidable. 

Mohamed se compró una vivienda en el barrio de las Delicias en el 2008 cuando, junto a su hermano, trabajaba en el sector de la construcción. Sin embargo, en diciembre de ese mismo curso, Mohamed perdió su empleo tras haber firmado una hipoteca de 158.000 euros, ya que su casa se la tasaron en 200.000. “El banco me ofreció un seguro para protegerme en el caso de que me quedara sin empleo durante cinco años. Por eso decidí comprarme una casa”, explicó el afectado. Sin embargo, a pesar de la firma de esa garantía, a los 15 días de perder su empleo el banco le notificó que no estaba protegido. “Me enfadé porque entendía que había sido todo una estafa. Un engaño”, lamentó Mohamed.

A pesar de todo, la familia estuvo pagando la hipoteca, que ascendía a una media de 800 euros mensuales, hasta marzo del 2010. “Se me acabó el paro y con 426 euros no podía mantener a mi familia y pagar la hipoteca”, recordó. A partir de allí el proceso legal de estos casos: carta del juzgado y fecha para la subasta, el 28 de febrero de este año.

Sin embargo, Mohamed conoció a la plataforma Stop Desahucios y negociaron tres días antes de la subasta con Caja Duero – entidad fusionada con Caja España en junio del 2010 –. “Un día antes de la subasta me reuní con el director de Caja España en Zaragoza porque tenía orden directa de arreglar mi caso”, precisó el afectado.

Esa solución llegó con el ofrecimiento de la dación en pago y el alojamiento en un régimen de alquiler social. Con esta propuesta verbal, Mohamed facilitó a la entidad la documentación necesaria para iniciar el proceso: “Preparamos el nivel de ingresos de todos, el libro de familia, el desempleo y lo presentamos a la caja”, explicó.

A los pocos días de realizar la gestión, la familia recibió una sorprendente notificación del juzgado. “El cartero dejó un aviso de recibo y al ir al juzgado me entregaron una carta indicando que mi vivienda iba a ser subastada el 23 de mayo”, se sorprendió Mohamed. En ese momento la asesoría jurídica de Stop Desahucios se puso en contacto con la entidad bancaria en donde les explicaron que la subasta era la única manera de hacerse con la propiedad de la vivienda. Este respecto fue rechazado por la plataforma al entender que la dación en pago se puede llevar a cabo por medio de un acuerdo legal ajeno a la subasta en el juzgado.

“Hemos estado viviendo en una mentira durante todos estos meses”, reconoció Mohamed, quien reflejó las huellas de esta tensión: “No sé que hacer, ni que pensar porque ya no te queda ningún tipo de confianza”, señaló.

Ayer, durante una cacerolada frente a las oficinas de la entidad, los responsables de la misma no facilitaron ningún tipo de solución o información a Mohamed y la plataforma. Por ello, esta mañana se van a concentrar a las 9.00 en los juzgados de la plaza del Pilar y a las 12.00 acudirán a la oficina de Caja de España en la avenida de María Zambrano, donde el director de la sucursal “se comprometió a conceder la dación en pago”, señaló el colectivo Stop Desahucios Zaragoza.

Etiquetas