Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Primer aniversario

"Todos los días son 15 de mayo"

Los indignados del 15-M ha vuelto a tomar la plaza del Pilar para celebrar el primer aniversario del movimiento con una sentada que se ha trasladado al centro médico de Sagasta.

Concentración frente a la Delegación del Gobierno
Concentración frente a la Delegación del Gobierno
GUILLERMO C.

Los indignados del 15-M han vuelto a tomar la plaza del Pilar para celebrar el aniversario del movimiento que hace un año revolucionó las calles de la mayoría de ciudades españolas. Varios centenares de personas se han concentrado frente a la Delegación del Gobierno, esta vez sin tiendas de campaña ni esterillas, para realizar una sentada que más tarde se ha trasladado hasta el centro médico de Sagasta.

Al grito de "Todos los días son 15 de mayo", los indignados han recordado que el movimiento que surgió hace un año sigue vivo y han protestado contra los recortes del Gobierno, los bancos y la "inexistente" democracia española. A lo largo de la tarde de este martes también se han organizado mesas informativas y la plataforma Stop Desahucios ha comenzado a recoger firmas para presentar una iniciativa legislativa popular a favor de la dación en pago.

Muchos jóvenes, pero también personas mayores, padres con hijos e incluso jubilados, han asistido a una actuación en la que varios miembros del han representado el despertar de la sociedad. Tras un minuto de silencio, en el que han permanecido tendidos sobre el suelo, los actores se han levantado mientras los asistentes gritaban "Sí, se puede", un reclamo que también ha viajado de La Romareda al 15-M.

"Hace un año tomamos la plaza, todas las plazas. Un año después sabemos que solo estando juntos y sin miedo hay futuro", comenzaron los indignados, que tras reivindicar una democracia real y participativa, una educación y sanidad públicas, más derechos laborales o el fin de los desahucios se han trasladado desde la plaza del Pilar hasta el centro médico de Sagasta -con sentada en la calle de Alfonso I incluída- para protestar por lo que consideran la "mercantilización de los servicios básicos" y reivindicar "otro modo de gestión, de reparto de los recursos y de inversión social".

Tras las protestas del pasado sábado, que se adelantaron a este primer aniversario del 15-M, el movimiento ha vuelto a salir a la calle para recordar que la indignación sigue vigente y prometer que dentro de un año volverá a tomar las plazas.

Etiquetas