Zaragoza

Gastronomía

Elena Arzak aconseja utilizar la "imaginación" para comer bien en las crisis

Ha recibido el premio a la innovación y a la vanguardia otorgado por la sexta edición de la Muestra Gastronómica de la Pasta y el Dulce de Daroca.

Elena Arzak recibiendo el premio gastronómico de la Comarca de Daroca
Elena Arzak recibiendo el premio gastronómico de la Comarca de Daroca
ASIER ALCORTA

Elena Arzak, recientemente nombrada mejor cocinera del mundo, ha aconsejado utilizar la "imaginación" para elaborar, en tiempos de crisis, menús de calidad a un precio asequible, como puede ser un plato de pasta "acompañado de productos de temporada", que siempre son "más baratos".

Arzak, la cuarta generación de su familia que se dedica a la cocina, ha recibido el premio a la innovación y a la vanguardia otorgado por la sexta edición de la Muestra Gastronómica de la Pasta y el Dulce de Daroca, que se ha celebrado en Zaragoza.

En este acto, dirigido por el presentador José María Íñigo, también han sido galardonados por su labor al frente de la cocina Jordi Roca, Alex Mújica y Andrea Tumbarello, quienes junto a Arzak han recibido un diploma y cien kilos de pasta.

En declaraciones a los medios de comunicación, Elena Arzak ha explicado que la cocina para su familia es "una forma de vida", en la que "innova" y "mira hacia adelante", pero sin perder las raíces, unos valores que sus padres se encargaron de transmitirle desde pequeña, ha reconocido.

"Cada sitio tiene su cultura, sus productos y es lo que hay que poner en valor. España es un mosaico de culturas. Hay que aprovecharlo y no bajar la guardia, intentar que las cosas no se pierdan", ha comentado.

En este sentido, ha precisado que la cocina española se sitúa a la cabeza desde hace ya unos cuantos años, gracias al trabajo y a la "evolución" que han realizado muchos cocineros, aprovechando el "material y la cultura" del país.

En tiempos de crisis, ha aconsejado utilizar los productos de temporada, que siempre son más asequibles, y acompañarlos, por ejemplo, de pasta, un producto muy agradecido que además admite muy bien "tanto las verduras como los pescados".

"Un día mi hijo pequeño viene y me dice que le gusta más la pasta que le dan en el comedor del colegio que la que hago yo en casa, pero estamos en ello, porque tengo que demostrar de alguna forma que soy cocinera", ha comentado, entre risas.

Entre sus platos preferidos, ha destacado, el pescado y la verdura, es decir la "cocina de producto", como la merluza de anzuelo, los chipirones con cebolla pochada o la pasta crujiente de tapioca rellena de foie, unos platos que elabora con aceite virgen de oliva, un ingrediente "imprescindible", que junto al "ajo", no falta en su cocina.

El repostero Jordi Roca, del restaurante El Celler de Can Roca, también con tres estrellas Michelin, ha coincidido con Elena Arzak en la importancia de rescatar los productos del territorio, también en la pastelería de obrador, que tiene un "nivel muy alto", en consonancia con el resto de la cocina española.

Este "enamorado de la pastelería", a quien continuamente le recuerdan que el dulce engorda, ha instado a disfrutar de este manjar "con medida" y se ha comprometido a ser "embajador" por el mundo de los productos aragoneses.

Al finalizar el acto, en el que también ha intervenido el alcalde de Daroca, Miguel García, los cuatro premiados han recibido un homenaje de los cocineros aragoneses, entre ellos Domingo Mancho del Hotel Don Yo, Miguel Angel Revuelto del restaurante Gayarre y Leandro Casas de La Bastilla.

Etiquetas