Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Transporte ecológico

¿Qué ha sido de los Gotaxi?

Tras la Expo desaparecieron de Ranillas, donde podrían volver en un futuro... entretanto, van realizando alguna incursión en el mundo publicitario.

Belloch e Iglesias viajan en un Gotaxi en el recinto Expo
Belloch e Iglesias viajan en un Gotaxi en el recinto Expo
JOSE MIGUEL MARCO

Más de uno recordará con una sonrisa cómo marchaban por la ribera del Ebro aquel verano de 2008. Los Gotaxi -unos curiosos triciclos que deben su nombre a la unión de las palabras Zaragoza, gota y taxi- llegaron entonces a la capital aragonesa junto al servicio Bizi y los Ebrobuses. Sin olvidar los famosos telecabina que sobrevolaban el recinto de Ranillas. Fueron, sin duda, tres meses de novedades en la movilidad zaragozana.

Cada una de estos medios de transporte ha tenido, a la postre, una implantación bien diferente. Mientras las bicicletas de alquiler experimentan a día de hoy una expansión casi descontrolada, con una lista de espera cuasi infinita, los barquitos parecen encallados tras la supresión de los dragados y los telecabina sólo se mueven por el 'efecto cierzo'.

Pero, ¿qué ha sido de los Gotaxi? Una vez concluida la Exposición Internacional -a la que llegaron, por razones burocráticas, por los pelos- poco se ha sabido de ellos. Y eso que realmente calaron entre los visitantes. "Tuvieron mucho éxito, fue un proyecto llamativo, que gustó. Al final del verano llevamos a muchos pasajeros", asegura Alberto Planas, el ejeano que hizo posible que se materializara esta curiosa aventura empresarial.

Aún así, no resultaron tan rentables como esperaba este emprendedor. "Los chavales que los conducían eran autónomos, todo lo que se sacaban era para ellos. Yo solo ingresaba por la publicidad que llevaban, que solo fue el 40% de lo que en un primer momento planifiqué porque el Ayuntamiento no me confirmó los permisos hasta que quedaban tres meses para el comienzo de la Expo".

Durante la muestra, los Gotaxi protagonizaron todo tipo de anécdotas. La más curiosa, tal vez, llegó cuando Felipe Calderón, el mismísimo presidente de México, se puso al volante de uno de ellos ante el asombro de los presentes, especialmente de su 'guardia de corps'.

Reclamo publicitario

Lejos de estar aparcados de forma definitiva, estos taxis ultraecológicos van recorriendo varios puntos de la geografía española haciendo sus primeros pinitos en el mundo de la publicidad. Para ello visten los colores y logotipos de diferentes firmas comerciales por las calles de diferentes ciudades. Además, a lo largo de este tiempo, Alberto ha recibido algún contacto para llevar el sistema de taxi a otros puntos de la Comunidad, idea que ha desechado por resultar excesivamente complicada.

Sin embargo, ni el transporte mercantil de pasajeros ni la publicidad son las ideas de negocio que Alberto guarda para estas simpáticas gotas a pedales: "Lo que realmente me gustaría es montar, los fines de semana, son caravanas para niños con los 10 vehículos. Lo de los taxis es inviable, es más sencillo que triunfe a modo de atracción, haciendo rutas turísticas".

Para ello precisa encontrar un inversor o recibir un soporte publicitario firme. "Busco un socio con iniciativa o una marca fuerte que quiera colaborar", precisa Alberto quien, a pesar de ver difícil la vuelta de los Gotaxi a corto plazo, deja la puerta abierta a quien pueda interesar...

Etiquetas