Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

Homenaje al laurel de Torrero

Varias organizaciones vecinales y naturalistas celebran este domingo una jornada lúdico reivindicativa en defensa de los árboles catalogados como Monumentales.

El centenario laurel de Torrero
Homenaje al laurel de Torrero
T. M.

Sobrevivió al derribo de la antigua cárcel de Torrero, gracias a la presión vecinal, e incluso supuso el cambio del proyecto de urbanización de las nuevas viviendas que se construyeron en la plaza de la Memoria Histórica para que pudiera seguir creciendo en libertad. Tiene alrededor de 150 años y está catalogado como árbol singular. Se trata del laurel que antiguamente presidía el patio de la enfermería de la prisión zaragozana, un símbolo para los vecinos del barrio, al que este domingo le rendirán un homenaje, organizado por las asociaciones de vecinos Venecia Montes de Torrero, La Paz, El Cantero, junto con ASAPA (Asociación de Seguimiento y Apoyo de Presos de Aragón) y ANSAR (Asociación Naturalista de Aragón).

“Es una cita lúdico reivindicativa por dos razones fundamentales. La primera de ellas es la denuncia pública ante la necesidad imperiosa de que tanto este ejemplar centenario, como otros muchos monumentales deben contar con un plan de mantenimiento especial por sus singulares condiciones y características”, explica Javier Grasa, portavoz de la Asociación de Vecinos Venecia Montes de Torrero. “La segunda –continúa Grasa-, es por lo que durante años significó para cientos de reclusos, a quienes les servía de desahogo y en el que incluso escribían mensajes en su corteza expresando sus sentimientos. Nos costó mucho que no lo derribaran y es una pena que actualmente no se cuide en condiciones”, insiste el portavoz de la agrupación vecinal.

Una “dejadez” de la que son “plenamente conscientes” quienes residen en la zona. “No se riega como debería, con lo que cada día está más seco. Para el barrio es un punto de referencia, pero nadie se hace cargo de él”, dice Aurora Ibáñez, una vecina de la calle de Oviedo, que asegura que este domingo “no faltará” al homenaje al laurel.Plantar otro laurel

Una cuestión con la que también están muy sensibilizados en la Asociación de Vecinos La Paz. “Nosotros hacemos varias actividades relacionadas con el roble que hay en el Canal Imperial. Creemos que el arbolado de la ciudad debería cuidarse más, por eso hemos apoyado esta iniciativa”, dice Charo Giménez, presidenta de la agrupación. “El caso del laurel es muy especial, ya que antes eran los presos quienes lo cuidaban y, además, estaba protegido por los muros de la cárcel. Ahora está a la intemperie y es lógico, por un lado, que su deterioro haya avanzado. Desde la asociación proponemos que planten uno a su lado como símbolo de continuidad”, explica Giménez.

La cita, que dará comienzo a las 12.00, y en la que no faltarán la música, la poesía y los cuentacuentos, forma parte de unas jornadas que ANSAR, junto con las agrupaciones vecinales de distintos barrios, comenzó a celebrar el pasado mes de febrero. Entonces la protagonista fue la carrasca del parque Bruil. Ahora le toca el turno al laurel y próximamente serán el roble de La Paz y el cedro del barrio Oliver los ejemplares a los que se les rendirá su propio homenaje.

Etiquetas