Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Delincuencia

Cae una banda dedicada a robos y explotación sexual que operaba en Aragón

La detención de este grupo, formado por siete hombres y una mujer, es fruto de una investigación denominada 'Operación Térmica'.

La Policía Nacional ha detenido a una banda organizada formada por ciudadanos rumanos por cometer una treintena de robos con fuerza en viviendas y naves industriales, así como de explotar a mujeres con fines sexuales y asociación ilícita, y que operaba en Guadalajara, Madrid, Toledo, Teruel y Zaragoza.

La Policía Nacional ha informado en un comunicado de que la detención de este grupo, formado por siete hombres y una mujer, es fruto de una investigación policial llevada a cabo por la Brigada de Policía Judicial de Guadalajara bajo la denominación 'Operación Térmica', que se ha prolongado a lo largo de seis meses.

La banda, afincada en el Corredor del Henares, localizaba sus objetivos en un radio de hasta 400 kilómetros y se desplazaba al lugar seleccionado para perpetrar el robo y regresar con numerosos objetos que ocultaban en una nave industrial de Alcalá de Henares (Madrid), desde donde a su vez los distribuían.

En este sentido, se les imputan decenas de robos en Azuqueca de Henares y Alovera (Guadalajara), en Carranque (Toledo), en Alcalá de Henares y Daganzo (Madrid), Teruel y Camarena de la Sierra y en Maluenda y Daroca (Zaragoza).

Entre los objetos recuperados hay radiadores, electrodomésticos, taladros percutores, generadores, compresores, grupos electrógenos, dos máquinas niveladoras de hormigón y miles de litros de aceite industrial.

También se han incautado unos 4.000 litros de gasoil, que habían sido sustraídos de vehículos de alto tonelaje y naves agrícolas de la localidad de Daganzo y usaban para repostar los vehículos con los que realizan los robos, con el objetivo de que no pudieran ser captados por las cámaras de seguridad de estaciones de servicio.

En la misma operación se han recuperado varios motores de automóviles procedentes del robo de vehículos e incluso una furgoneta recién comprada, la cual habían desmontado por completo y cuyas piezas tenían dispuestas para la venta.

Explotación sexual

Asimismo, también se les imputan los delitos de explotación de mujeres con fines sexuales, ya que la organización se encargaba de trasladar a España a mujeres provenientes de Rumanía para ejercer la prostitución en diversos polígonos industriales de Castilla La Mancha y Aragón.

Dichas mujeres eran alojadas en pisos alquilados por la propia organización y eran sometidas a un férreo control por parte de sus miembros, a los que debían entregar diariamente los ingresos procedentes de su actividad.

Droga

En los registros de estas viviendas se han incautado varias papelinas de cocaína, que supuestamente usaban para que las mujeres explotadas sexualmente las vendieran a sus clientes, así como un fardo lleno de tabaco producto de los robos en diversos bares.

El grupo tenía una estructura piramidal, en la que el jefe era el encargado de la distribución de funciones, recababa la información necesaria sobre los objetivos y contactaba con los receptadores de la mercancía, cuatro personas se dedicaban a la fase operativa de los robos, una al transporte y dos al control de las mujeres.

La gran mayoría de los objetos sustraídos los enviaban a Rumanía a través de diferentes empresas de paquetería para su distribución, donde tenía su sede la cabeza de la organización.

Los integrantes de este grupo organizado tienen numerosos antecedentes por robos cometidos en nuestro país, tanto por la Policía Nacional como por parte de Guardia Civil.

Todos los detenidos han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial, que ha decretado el ingreso en prisión de tres de ellos.

Etiquetas