Despliega el menú
Zaragoza

I Jornada I3A

Los jóvenes investigadores aragoneses acercan el futuro

¿Se imaginan conocer el aroma que tendrá un vino tan solo oliendo una uva? Parece ciencia ficción, pero pronto puede ser posible.

Cariñena, Campo de Borja, Calatayud y Somontano promocionarán juntas la garnacha
Garnacha, en la copa y en el plato
HA

A todo apasionado a la cata de vino o a cualquier enólogo le encantaría que 'su naríz de oro' captara la esencia de un buen vino antes de que la uva fermentase. Antes, incluso, de que fuese prensada. Esto podría suceder gracias al estudio de uno de los estudiantes del Instituto de Investigación en Ingeniería de Aragón (I3A), que avanzan en la predicción del aroma que una determinada uva puede dar a un vino. El proceso es complejo y se realiza a partir de análisis optimizados de miniaturización (nano tecnología) y automatización (robótica). Es decir, realizando 'una autopsia' a la uva para conocer sus características y, de esta forma, poder digitalizar los resultados. A partir de esta tecnología el enólogo sabrá cual es la uva idónea para que su vino tenga el aroma perfecto. Podrá oler el futuro.

Más de 60 jóvenes se reúnen en la I Jornada de Jóvenes Investigadores I3A, celebrado en el Campus Río Ebro, para mostrar los trabajos que están realizando dentro de su tesis doctoral en ámbitos como el ambiente inteligente, el proceso y reciclaje o la ingeniería biomédica.

En estas jornadas se realizan presentaciones de cinco minutos con propuestas que permitirán hacer la vida más fácil. La tecnología evoluciona y qué mejor que aprovecharla para mejorar el día a día de las personas. Con esta premisa investigan los jóvenes del I3A.

¿Se acabó el 'fuera de cobertura en estos momentos'?

Sin duda, departamentos como el laboratorio de Aromas Añadidos o de Entorno Inteligente suenan a ciencia ficción, pero lo cierto es que son secciones que forman parte del I3A. Un organismo que aboga por la divulgación y creación de nuevos ingenieros y científicos

Entre los proyectos más próximos al día a día, destacan los que buscan mejorar las comunicación u optimizar recursos. Esta tesis solucionaría las llamadas con interferencias, y permitiría aprovechar todo lo posible la señal de 3G, wifi o gps de nuestro móvil. Un estudio que podría poner las bases para evitar el famoso 'fuera de cobertura en estos momentos' gracias a los amplificadores de la señal de la telefonía móvil que permitirían que las frecuencias actuales, muy altas y a menudo con interferencias, llegasen limpias a nuestros terminales.

Por su parte la sanidad también tiene un aliado en la joven tecnología aragonesa gracias a la ingeniería biomédica. Los estudiantes del I3A también proponen la posibilidad de la simulación de elementos biológicos. Es decir, el seguimiento de la evolución de la célula de un tejido con el objetivo de conocer su comportamiento. Esto ofrecería a los médicos la posibilidad de saber cómo va a curarse un tejido antes de que suceda y cuál es el mejor mecanismo a seguir.

De momento estos proyectos están solamente en su fase embrionaria, pero podrían llegar a ser realidad.

Etiquetas