Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Zaragoza

"La fuente de Fernando el Católico está abandonada"

Según Los Tranvías de Zaragoza, "se decidió dejar vacía como mejor solución hasta que concluya el paquete de mejoras en la zona".

Aspecto de la fuente de Fernando el Católico
"La fuente de Fernando el Católico está vacía y abandonada"
T. M.

A finales del pasado mes de enero, las dos balsas de agua que se encuentran a los pies de la estatua en honor a Fernando el Católico, ubicada en la plaza con el mismo nombre, aparecieron teñidas de rojo, como consecuencia de un acto vandálico. Una acción que algunos vecinos de la zona, dos meses después, no catalogan como “gamberrada”. “Yo creo que más bien fue un toque de atención a los responsables. Es una fuente en la que el mantenimiento brillaba por su ausencia y siempre estaba llena de porquería”, comenta Adolfo Valle, que reside en la calle de Santa Teresa de Jesús. La misma opinión comparte Lorenzo Giménez. “Quien actuó de aquella manera no lo hizo como algo circunstancial. Y si fue así, nos hizo un favor, porque con el tiempo la han vaciado. No es que prefiera que no tenga agua, pero al menos no se acumula la basura”, explica el zaragozano.

Una medida que tampoco termina de convencer a los ciudadanos. “La solución no pasa por dejar sin agua una fuente para evitar que acumule suciedad. El problema es que no se mantenía como era debido. Si no la iban a limpiar en condiciones, que hubieran dejado solo la efigie de Fernando el Católico y ya está. Lo que no es lógico es que haya dos espacios vacíos que, aunque sin agua, siempre tienen bolsas de plástico y restos en el embaldosado”, asegura Aurora Laín, que reside en la misma plaza.

“Con lo bien que ha quedado la zona y la imagen de dejadez que dan pequeñas cosas como esta. Por aquí pasa mucha gente, sobre todo cuando hay partidos de fútbol. Al lado de una de las balsas hay una parada del tranvía y es inevitable ver en qué condiciones está la fuente. Cuando no está vacía, está sucia”, asegura Juan Pinilla, que trabaja en un establecimiento de la zona.

Y es que según Los Tranvías de Zaragoza, a quien corresponde la limpieza y mantenimiento de las isletas –por tratarse de una obra que todavía no ha sido entregada al Ayuntamiento-, dejar vacías las balsas del monumento “fue una decisión que se tomó en su momento hasta que finalicen los últimos retoques que actualmente se están realizando en la zona. Esta fuente forma parte de un paquete de mejoras, igual que, por ejemplo, el cambio de las hojas de madera de Gran Vía por otras de granito, que en breve se solucionará”, explican desde Los Tranvías.

Etiquetas