Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Festividad de Santa Águeda

Oraciones y dulces para celebrar Santa Águeda

Cientos de mujeres han acudido a la iglesia del Portillo para dedicar una oración a Santa Águeda en el día de su festividad. La conmemoración también sirve para sensibilizar sobre una enfermedad tan terrible como es el cáncer de mama.

Fila junto a la iglesia del Portillo
Santa Águeda
HERALDO

Es una tradición que se cumple rigurosamente cada año. Cientos de mujeres acuden a la iglesia del Portillo para rezar ante la imagen de Santa Águeda, patrona de las madres, las nodrizas y de todas las mujeres en general. El interior del templo alberga, además, un relicario con un fragmento del cráneo de Santa Águeda. En otras iglesias como San Felipe o Santiago el Mayor también cuentan con tallas frente a las que se reza a la virgen.

La parroquia del Portillo ha permanecido abierta al público desde primeras horas de la mañana para dar cabida a los cientos de personas que han acudido a rezar a la Iglesia. "Vengo todos los años a rezar a Santa Águeda", cuenta Alicia, mientras camina hacia la fila, que, a media mañana, discurre sin aglomeraciones hacia el interior del templo. Aunque hay quienes se quejan de tener que guardar turno para oír la misa de las 13.00.

La Asociación de Mujeres Aragonesas con Cáncer Genital y de Mama (Amac Gema) colocaba a los visitantes un lazo blanco a cambio de un donativo para luchar contra la enfermedad. "Pretendemos continuar sensibilizando a la gente y desarrollar nuestra labor gracias a estos importantes donativos. Llevamos 18 años realizando esta acción con voluntarias que han vivido el cáncer en primera persona", explica María José Aybar, presdienta de Amac Gema.

Momento dulce

Después de la oración toca deleitarse con los dulces típicos de esta festividad: las 'teticas' de Santa Águeda (5 euros) y los roscones (desde 3.50) que se venden en los puestos de la plaza del Portillo. Además, las magdalenas, tortas y mantecados del puesto de Julia Hernández, de Morata de Jalón, son una auténtica delicia.

El dulce de Santa Águeda consiste en un bollo, relleno de crema y cubierto de chocolate que se corona con una guinda. Un pastel típico que comparte protagonismo con el roscón, tras el día San Valero y el de San Blas, sigue siendo el rey de repostería.

Otras celebraciones

Diversas localidad zaragozanas también celebran esta fiesta. Escatrón, Anento, Lagata o Alagón, son algunas de ellas. En está ultima se bendicen los dulces en honor a la Santa en la iglesia parroquial de San Pedro. Los actos continúan después en Alagón con la tradicional fiesta en la que se escogerán a las concejalas y alcaldesa de esta edición de Santa Águeda.

Etiquetas