Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

Funcionariado

Belloch da marcha atrás y suspende la decisión sobre el convenio

Lola Ranera ha dicho que no era intención del Consistorio mermar los derechos de los trabajadores, sino retomar la negociación y llegar a acuerdos con los sindicatos.

El equipo de Gobierno socialista en el Ayuntamiento de Zaragoza se ha comprometido hoy a suspender "indefinidamente" y de forma urgente el decreto por el que se suspendían de forma transitoria las medidas económicas recogidas en el pacto convenio.

El acuerdo es fruto de sendas mociones debatidas en el pleno de hoy por CHA e IU en este sentido, que han sido aprobadas por unanimidad, mientras que el PP no ha logrado sacar adelante la suya en la que pretendía que el PSOE plasmara por escrito este compromiso así como reprobar la política de personal que desarrolla el Gobierno municipal.

La concejal de Régimen Interior, Lola Ranera, ha justificado la decisión que adoptó el Gobierno de la ciudad el pasado 14 de enero de suspender la aplicación de las medidas económicas del pacto convenio a raíz del decreto del Gobierno de España y la necesidad de elaborar un nuevo plan económico financiero para conseguir la estabilidad.

Sus afirmaciones de que no era intención del Consistorio mermar los derechos de los trabajadores porque además era una medida transitoria ha provocado las protestas de los asistentes al pleno, quienes han sido llamados al orden por el alcalde, Juan Alberto Belloch.

La responsable de Personal ha asegurado que el objetivo del equipo de Gobierno es retomar la negociación y llegar a acuerdos con los sindicatos, con los que también se debatirá la ampliación de la jornada laboral de dos horas y media en el caso de que haya que aplicarla en este Ayuntamiento.

Según Ranera se ha pedido un informe al Gobierno de España para que interprete la aplicación del aumento de horas con la intención de negociarlo con los sindicatos municipales una vez que "aprendamos" de cómo lo hace la administración general.

José Ignacio Senao, por el PP, ha acusado al PSOE de aplicar la Ley del embudo y le ha reprochado la toma decisiones sin consultar con nadie por decidir el miércoles suspender su decreto cuatro días después de haberle dicho que "no" a su grupo cuando le propuso lo mismo.

Senao ha acusado al PSOE de aprobar aumentos salariales "selectivos y sobresueldos a dedo" y de gastarse "diez millones de euros en grandes comilonas" y pretender ahora recortar dos millones de euros a los trabajadores para pagar a los proveedores partidas procedentes de años anteriores.

Por eso ha asegurado que no se creerán "nada que no se plasme en documentos que se puedan ver y comprobar".

A juicio del concejal de CHA, Carmelo Asensio, es necesario "seguir una actitud dialogante ahora y siempre" porque "si se hubiera negociado nos hubiéramos ahorrado la tensión laboral latente", al tiempo que ha reclamado "salvaguardar" los derechos de los trabajadores y respetar la vigencia íntegra del pacto convenio.

Por su parte, el concejal de IU Raúl Ariza cree que "no se pueden perder derechos de entrada antes de empezar a hablar" y ha subrayado que la crisis no puede hacernos modificar comportamientos y adoptar decisiones unilaterales derivadas de decisiones del gobierno de España.

Asensio ha expresado su "inquietud y pesar" por esa forma de tomar decisiones y ha dicho que "no puede ser que desde el Ayuntamiento de Zaragoza actuemos como una mala empresa privada" dejando "sin efecto esas conquistas que nadie ha regalado a los trabajadores de la función pública".

El debate de estas tres iniciativas ha contado con la intervención del presidente de la Junta de Portavoz, Oscar Andreu, quien ha exigido al Gobierno debatir los asuntos relativos a los trabajadores como la ampliación de la jornada "en el órgano donde se debe".

Por su parte, un representante de UPyD ha lamentado este "espectáculo de improvisación" resultado de una política "errática e irracional" y de la "ausencia" de una política de personal que "ha culminado en un ataque de pánico".

Etiquetas