Despliega el menú
Zaragoza

VANDALISMO

Once contenedores arden durante la madrugada en Zaragoza

Los fuegos se registraron en dos calles del barrio de San José, Miraflores y Félix Burriel. Las llamas afectaron varias fachadas y dos vehículos han quedado calcinados.

Estado en que ha quedado el firme donde estaba aparcada la furgoneta.
Once contenedores arden durante la madrugada en Zaragoza
ALFREDO MALUENDA

Un nuevo acto de vandalismo ha provocado la quema de un total de 11 contenedores durante la madrugada en Zaragoza. Los focos se han localizado en la calle de Miraflores y en la calle de Félix Burriel, ambas en el barrio de San José. En ambas calles los efectivos municipales han actuado con rapidez, retirando en un breve espacio de tiempo los containers quemados y cambiándolos por otros nuevos.

Los bomberos de Zaragoza han recibido un aviso a las 4.05 para la calle de Miraflores. Frente a la residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, donde estaban ardiendo 4 contenedores, que no han afectado a la fachada del edificio gracias a la valla de separación. Sólo debe lamentarse la pérdida de un árbol, que ha quedado totalmente calcinado.

Mientras trabajaban en este fuego, los bomberos han recibido un nuevo aviso para la calle Félix Burriel, a apenas dos manzanas de distancia. Allí se han encontrado dos focos abiertos, frente al número 1 y 3 y en el número 9. En el primero de ellos han ardido un depósito de papel y cartón y otro de vídrio, si bien no deben lamentarse grandes daños. "Cuando he llegado a la tienda estaba todo el suelo lleno de ceniza y olía muy fuerte a quemado", explicaba Meritxell, dueña de la panadería ubicada en el local del número 1 y 3 de la calle. También un árbol se ha visto afectado por el fuego.

Por otro lado, frente al número 9 de esta calle, las llamas también han afectado a un grupo de cinco contenedores. El fuego ha alcanzado a dos vehículos, una furgoneta y una motocicleta, que han quedado calcinados, y a la fachada de varios edificios. También afectó a dos árboles, el rótulo de un local próximo, la persiana y la ventana de otro y a la pintura de otro vehículo estacionado en las proximidades.

La inquilina del piso cuyo balcón se ubica directamente encima de los depósitos ha confirmado que las llamas han provocado la rotura de un cristal, y que en su casa ha entrado "una gran cantidad de humo".

"3 ó 4 chavales jóvenes"

Por otro lado, Tamara, la propietaria del bar Iruzar -que ayer mismo abría sus puertas frente a este último grupo de contenedores-, ha relatado que, mientras hablaba con un chico que había observado el suceso de primera mano, éste ha reconocido a los delincuentes mientras cruzaban corriendo la avenida de Cesáreo Alierta: "Era un grupo de 3 ó 4 chavales jóvenes vestidos con ropa deportiva".

Etiquetas