Despliega el menú
Zaragoza

MOVILIDAD URBANA

''El servicio Bizi deja bastante que desear''

Un grupo de zaragozanos se ha unido en Facebook con el objetivo de denunciar públicamente "las deficiencias" con las que, según ellos, cuenta este alquiler público de bicicletas.

Algunos de los usuarios del servicio Bizi, que se han unido en Facebook
?El servicio Bizi deja bastante que desear?
T. M.

Es indigno soportar incidencias y tener que llamar a un teléfono 902 para que no te solucionen nada, usar bicis en deficiente estado o tener que recorrer varias estaciones para encontrar una bicicleta por la mañana o sitio para estacionarla por la noche”. Así se expresa Javier Arbués, creador de un grupo de amigos en Facebook, que desde el pasado mes de mayo denuncia en la red “el mal servicio” que presta el alquiler público de bicicletas de Zaragoza.

Todo empezó cuando dos amigos decidieron pegar carteles en las estaciones bizi, animando a los usuarios a denunciar sus incidencias. “Con el paso del tiempo nos pareció buena idea crear un grupo en la red social al que se pudiera unir cualquier usuario y, actualmente ya somos 180”, dice Arbués. Uno de ellos es Alberto García, un zaragozano que, a su parecer, el servicio bizi “deja bastante que desear”. Para él lo peor es tener que gastar dinero en una llamada al 902 cada vez que tienes una incidencia. “En Barcelona el teléfono de contacto es gratuito y aquí no. Debes dar el número de bici, el del anclaje, el de la estación… Total que estás un buen rato hablando para que te deriven a una página web en la que has de volver a contar tu queja para que, pasado el tiempo, nadie te dé una respuesta”, apunta García. Susana Martínez, usuaria de Bizi y del grupo de Facebook va más allá. “Casi da miedo coger una bicicleta porque algunas están en tan mal estado que dan pena. Te puedes encontrar desde un manillar torcido, hasta ruedas pinchadas y luces que no funcionan”, asegura la zaragozana.

Una oficina de atención al cliente más céntrica -la actual está en la carretera Madrid-, un sistema informático “que funcione”, bicis en mejor estado y disponibles las 24 horas como en Barcelona y Valencia o un servicio por mail más eficiente son solo algunas de las demandas del grupo. “En julio nos reunimos con un funcionario de Servicios Públicos al que le expresamos nuestras quejas y todo sigue igual”, explica Arbués.

Por su parte, desde Clear Channel, empresa concesionaria del servicio, aseguran que “periódicamente se realizan exhaustivos controles de calidad, incluyendo tanto un mantenimiento preventivo programado para realizar ajustes y correcciones de desgastes de uso como otro correctivo, en el que se actúa sobre averías detectadas”. “También se revisan y se ponen a punto unas 40 bicicletas al día. Si la avería detectada en alguna de ellas es severa se sustituye inmediatamente por otra. Así, la totalidad de la bicicletas son revisadas cada mes y medio o dos meses”, apuntan desde Clear Channel.

En cuanto al seguimiento de las quejas, desde la empresa insisten en la importancia de la inmediatez, “a fin de poder resolver la incidencia prácticamente en el acto”. “Para ello hay habilitadas tres líneas de comunicación: por teléfono, vía mail o personalmente en la oficina de atención al usuario. En todos los casos se realiza un estudio detallado de la incidencia”, aseguran desde Clear Channel. En cuanto a la ubicación de una oficina más céntrica, desde la empresa argumentan que se trata de una “decisión que corresponde al Ayuntamiento”. “No obstante, el resto de canales están evitando el desplazamiento de los usuarios a la oficina que, por otra parte, se encuentra muy bien comunicada mediante transporte público”, concluyen desde Clear Channel.

Etiquetas