Despliega el menú
Zaragoza

SERVICIOS MUNICIPALES

La harinera de San José, un proyecto estancado

La harinera del barrio de San José lleva más de tres años cerrada después de realizar una inversión, en la rehabilitación de su estructura, de más de 2 millones de euros.

La harinera de San José
La harinera de San José, un proyecto estancado
P.R.D

Lo que debería ser uno de los equipamientos culturales más ambiciosos de Zaragoza lleva más de tres años cerrado a cal y canto. Después de una inversión de 2,4 millones de euros, destinada a la rehabilitación de la estructura del edificio, la harinera de San José permanece inerte con el paso del tiempo sin que aún se sepa cuándo se va a culminar su proyecto de reforma y acondicionamiento ni qué funciones concretas albergarán sus muros.

El inmueble, situado en el número 201 de la avenida de San José, junto al Parque de la Memoria, permanece cercado por una valla de metal que deja a simple vista el abandono de la instalación y cómo plantas, árboles, matojos y hierbajos crecen sin control ni cuidado en la parcela posterior. Además, posee varias ventanas tapiadas para evitar la entrada de vándalos al edificio. Unos hechos que ya ocurrieron en 2010 y destrozaron parte de la rehabilitación.

“Falta de todo. Solo se ha llevado a cabo la reforma de la estructura”, denuncia Manolo Andrés, presidente de la Asociación de Vecinos de San José. “Hace falta una inversión que rehabilite todo el edificio, tejados, fachada, mobiliario, equipamiento...”, expone el presidente. La situación actual del inmueble ha sido denunciada varias veces ante el Ayuntamiento de Zaragoza y “seguimos dando batalla” porque “vamos a continuar reclamando una salida al proyecto de la harinera”, advierte Andrés.

Sin embargo, desde la Asociación de vecinos de San José son conscientes de que la dificultad para su puesta en marcha reside en la búsqueda de financiación y en la continuidad de las actividades que se puedan desarrollar. “Es un proyecto muy ambicioso que requiere medios económicos”, comenta el presidente quien estima en un millón de euros la inversión que debe hacerse para que la harinera comience a andar.

Después de las elecciones generales, distintas agrupaciones y colectivos del distrito se reunirán para plantear un proyecto de futuro y viabilidad de la instalación. “Pensamos en un uso cultural, aunque no hay nada definitivo”, indica Manolo Andrés. La Asociación de Vecinos de San José baraja varias opciones que van desde la gestión de la harinera como fundación hasta un modelo público-privado.

Un patrimonio en recuperación

Por su parte, el Ayuntamiento de Zaragoza señala que el inmueble es un “patrimonio en recuperación” y que, debido al contexto económico actual, “no es momento de grandes inversiones” por lo que se se llevan a cabo “obras prioritarias”. Además, recuerdan que no solo hace falta dinero para terminar la rehabilitación sino que también es necesario para su funcionamiento.

Por el momento, no ha habido ninguna idea que vislumbre el futuro de la harinera ya que “en los presupuestos de 2011 no existía ninguna partida concertada” para la rehabilitación y en lo que se refiere a las cuentas de 2012, “se está a la espera de lo que decida el Gobierno Central”, explican desde Urbanismo.

El proyecto inicial

El objetivo básico de la recuperación de la antigua harinera de San José, presupuestado con 5.213.959,62 euros de los que solo se han invertido 2,5 millones, era en 2006, “la satisfacción de las inquietudes creativas de los jóvenes dotándoles de una infraestructura orientada al desarrollo de actividades relacionadas con las artes plásticas, escénicas, musicales, audiovisuales u otras experiencias relacionadas con la creación (moda, arte experimental)”, destacaba el Ayuntamiento hace 5 años.

"Se trata de lograr un gran contenedor con la obra artística de nuestros jóvenes creadores, evitando también así que tengan que emigrar a otras ciudades", subrayaba Mar Herrero, la Teniente de Alcalde de Juventud y Deportes por aquel entonces.

La Harinera sería, por tanto. “un lugar de encuentro, de aprendizaje e intercambio de conocimiento; un espacio alternativo y polivalente donde se pueda desde ensayar teatro y música a la vez que se ejercita la pintura, se mantenga una reunión o se lleve a cabo cualquier otra manifestación artística, de ocio creativo o de expresión joven”.

Etiquetas